Eyeliner: la clave para una mirada irresistible

El eyeliner suele ser un elemento clave en el maquillaje de un rostro: puede cambiar totalmente la expresión y dar a la mirada un sentido completamente diferente. Te damos todas las claves para que consigas la línea de ojos deseada.

La mirada felina de Brigitte Bardot o los ojos inolvidables de Twiggy son solo dos ejemplos del efecto que puede causar un eyeliner en la mirada de una persona. Según como se aplique, la expresión puede pasar de sensual a peligrosa y siempre con un toque inolvidable.

Para aplicar el eyeliner hay que seguir una serie de pasos: primero, hay que delinear la línea de las pestañas. El segundo paso consiste en localizar el punto en el que la línea de nuestro párpado termina y delimitarla con un puntito. Asimismo hay que localizar el punto dónde queremos que termine nuestro rabillo. El paso siguiente es unir el punto dónde termina la línea de nuestro párpado con la raya que hemos dibujado por encima de las pestañas. Una vez tenemos alargada dicha línea hasta el final del párpado, unimos su extremo con el punto que hemos marcado como rabillo del ojo. Alargar el trazo más o menos o ponerlo más o menos en picado (a más elevación del rabillo, más efecto felino) depende de nosotros.

Una de las claves para conseguir el efecto deseado es utilizar el lápiz o eyeliner correcto. En la siguiente galería encontrarás una serie de propuestas que te pueden ayudar ¡Y saca partido a tu mirada!

Imagen de Dior.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *