Exfoliante facial casero ¡Remedios caseros!

La piel de la cara se castiga a diario con el sol, la polución, el viento y el maquillaje. Todas sabemos que la limpieza facial diaria es un hábito que no nos debemos saltar, pero a veces no es suficiente y nuestra piel reclama una limpieza más profunda para sanear nuestros poros.

Para llegar a capas más profundas y eliminar restos de maquillaje, cremas, mascarillas y sobre todo células muertas lo mejor es realizarse una exfoliación facial. Existen varias marcas que lo venden tanto para pieles secas o mixtas como para pieles grasas, pero si preferimos elaborar nosotras mismas un exfoliante, ahí van los ingredientes:

Sal fina o azúcar si nuestra piel es sensible o con tendencia a enrojecerse con facilidad. Nuestro limpiador facial habitual o aceite de oliva para un extra de hidratación.

Para preparar el exfoliante, mézclalo en un bol hasta conseguir una pasta homogénea y con los dedos aplícalo dando pequeños círculos. Es importante insistir en la zona t (frente, nariz y barbilla) pues es donde más suciedad se acumula. Evita el contorno de los ojos, la piel en esta zona es muy frágil y podría sufrir.

A continuación sólo hay que aplicar una crema hidratante, que nos ayudará a calmar la piel tras la exfoliación y a eliminar las posibles rojeces producidas.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *