Escoge el rimmel que mejor se adapte a ti

Una de las máximas para todas las amantes del mundo de la belleza y la cosmética es tener unas pestañas lo más bonitas posibles. Para ello, es necesario que nos paremos a pensar en qué necesitamos exactamente en cuanto a máscaras se refiere. Dependiendo a cómo sean nuestra s pestañas de manera natural, así debe ser el rimmel que debemos adquirir. Desde Nosotras te damos las pautas que debes seguir para saber cuál es el que más se adaptará a ti y el que hará que te sientas guapa desde el momento en el que lo utilices hasta que lo retires de tu piel.

– Si tenemos las pestañas muy cortas, pero abundantes, debemos apostar por una máscara que potencie precisamente la longitud. Aplicándolo desde el lagrimal al exterior, posiblemente consigamos que se alarguen, y que ópticamente parezcan mucho más extensas.

– Si nuestro problema es que las tenemos ‘efecto parabrisas, es decir, largas y espesas pero hacia abajo, lo que debemos hacer es, antes de coger el rimmel en cuestión para maquillarnos, un rizador. Si lo cogemos desde la raíz de las pestañas  y apretamos sin hacernos daño, conseguiremos que se haga la curva de manera natural y después sea más fácil pintarlas.

– Por otra parte, si tenemos las pestañas largas y curvas, pero no tenemos demasiadas, lo que debemos hacer es apostar por un rímel que les de espesor. Muchas veces el secreto está en aplicar más de una capa, o apostar por dos tipos de máscaras diferentes. Primero, aplica una de máscara transparente para posteriormente darle color un par de veces. Así, parecerá que las tienes mucho más frondosas y parecerán muchas más de la que realmente son.

-Lo importante es que combinemos nuestro pincel y cepillo de pintura con los colores de sombras que escojamos y el look que llevemos en ese momento.

Imagen: Mujer Linio 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *