Cómo hacer un endurecedor de uñas natural

Las uñas son una parte muy importante de nuestras manos, y el lucirlas sanas y bonitas suma mucho a nuestra carta de presentación. Tanto lo que hagáis desde dentro -a través de una alimentación saludable- como desde fuera -cuidados, higiene, etc.- son la base para unas uñas sanas y fuertes.

En principio, no olvidéis que la hidratación es clave en todo: así también para nuestras uñas, el agua es esencial. En este sentido, asegurad que bebéis suficiente agua cada día -la recomendación general es de unos 8 vasos-. Así también, recordáis que las frutas, verduras frescas, infusiones y sopas son buena fuente de líquidos.

Entre las vitaminas, la biotina –también conocida como vitamina H o vitamina B7– es una de las más importantes para las uñas, ya que participa en la conservación de su estructura y esmalte, contribuyendo a que estén fuertes y luzcan sanas. Por ello, además de alimentos ricos en calcio y proteínas se recomienda incorporar en la dieta mayor porcentaje de productor ricos en esta vitamina, como son los huevos, los cereales integrales, frutos secos, tomates y la coliflor.

uñas_naturales

Endurecedor de uñas natural

A continuación, después de este prólogo, os compartimos las indicaciones para hacer en casa un fortalecedor de uñas totalmente natural.

Ingredientes: 2 cucharaditas de aceite de ricino (10 ml.), 2 cucharaditas de sal (unos 10 gramos), y 1 cucharadita de aceite de germen de trigo (5 ml).

Preparación: Solo deberéis introducir todos estos ingredientes en un frasco hermético y mezclar muy bien. Modo de aplicación: aplicáis una pequeña cantidad de esta preparación sobre las superficies de tus uñas y dejáis actuar por un tiempo de entre 3 a 5 minutos. Luego enjuagáis muy bien con agua clara. La recomendación es realizar este tratamiento a diario para conseguir resultados efectivos.

Otros consejos: siempre que vayáis a limpiar la casa, la ropa y/o a utilizar productos químicos, deberéis utilizar guantes de protección; cortáis y limáis tus uñas con cuidado de manera regular; no abuséis de los esmaltes ni de los quitaesmaltes; y no descuidéis nunca la hidratación ni la buena alimentación.

Imágenes: westbankliving.com, glamour.mx

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *