El mejor peinado de novia según tu rostro

¿Estás a punto de pronunciar “Sí, quiero”? Sin duda, un momento único en tu vida.

Tanto el vestido como el peinado de novia son clave para lograr un look nupcial inolvidable a tu medida.

Pautas a tener en cuenta, de la mano de expertos peluqueros, para dar con el mejor peinado de novia según tu rostro.

La forma del rostro es esencial a a la hora de dar con el peinado más adecuado. Más allá de si el cabello es grueso, fino, liso u ondulado, el formato del rostro es lo que más se debe tener en cuenta para poder sacar el máximo provecho al peinado y, especialmente, para que quien lo lleve se encuentre conforme con él.

El peluquero deberá ser inteligente y buscar un peinado que favorezca al rostro, que quede natural y lo suficientemente firme para durar todo el tiempo de la boda y la fiesta.

 

 

Rostro ovalado

Hay consenso en que este tipo de rostro es el que más cantidad y diversidad de peinados permite, tanto si apuestas por el cabello suelto como si te decantas por un recogido o semi recogido.

En este sentido, los especialistas destacan que las trenzas deshechas estilo boho chic están a la moda y son un auténtico must have para novias, así como las coletas en sus múltiples versiones. El rostro ovalado permite todo tipo de efectos, desde recogidos bajos para dar efecto romántico hasta altos, con raya en el medio o al costado.

Rostro alargado

En este caso, la clave pasará por dar volumen a los lados.

Se recomiendan los recogidos con un poco de volumen en los lados, van las rayas laterales, las texturas un poco rotas, sobre todo si se tiene el pelo liso que es más difícil dar volumen, es mejor con textura rota, con una onda, incluso dejando algunos cabellos sueltos, para llenar y redondear las facciones.

El objetivo será romper la verticalidad del rostro, por ello, muchos optan por recogidos de media altura, ladeados o bajos.

Por el contrario, habrá que evitar los recogidos altos, ya que harán que el rostro luzca aún más alargado. Así también, no se aconseja llevar la melena larga y suelta, ya que también dará más longitud a la cara. Una melena media a corta capeada con movimiento será de lo más acertado, si lo que se quiere es llevar el cabello suelto.

Otro consejo es añadir un flequillo abierto al pómulo para equilibrar las facciones y acortar el rostro y con algunos mechones alrededor de la cara para rellenar así y dar mejor forma al rostro.

 

Rostro redondeado y cuadrado

En el caso de las mujeres con rostro redondeado, la recomendación es todo lo contrario a lo anterior: una media o larga melena desfilada o recta, con la raya al medio, ya que alarga visualmente el óvalo facial.

En el caso de los recogidos, aquí se favorecen más con peinados o recogidos altos, así como con semirrecogidos, que crean un efecto lifting de rostro más estilizado.

Ya si lo que tienes es un rostro más bien cuadrado, entonces lo más favorable será capear el cabello y desfilarlo con forma redondeada. La clave pasará en añadir volumen a la parte superior y desfilar la zona frontal, para suavizar las facciones. Otra buena idea para este tipo de rostro es un flequillo que recorte visualmente su longitud y anchura.

Rostro diamante invertido

Este caso es el de los rostros con la mandíbula más marcada, y en ellos, la clave radica en aportar volumen en la zona frontal, debajo del mentón y apostar por cortes desfilados en la parte delantera.

El peinado que más favorece en este caso es una media melena recta o capeada peinada hacia la nuca, aportando un poco de volumen en la raíz.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *