Diez claves para proteger nuestro pelo este verano

Aunque en verano nos sobran los motivos para sonreír (buen tiempo, vacaciones, días largos…), hay dos detalles que deben mantener nuestro rostro serio y firme: la necesaria protección solar de nuestra piel (imprescindible para evitar enfermedades graves y el envejecimiento prematuro) y el cuidado de nuestro cabello.

La primera sentencia (a causa de las gravísimas consecuencias que puede acarrear la falta de crema solar) la tenemos más interiorizada que la segunda y solemos despreocuparnos del bienestar de nuestro pelo con la aparición de los primeros rayos solares.

Sin embargo, que el verano nos permita peinados más desenfadados no implica que no debamos estar pendientes de la salud de nuestro pelo, tal y como nos recuerdan los profesionales de SachaJuan, una compañía sueca que distribuye productos de belleza en peluquerías.

Sus dos peluqueros estrella, Sacha Mitic y Juan Rosenlind, nos han elaborado el decálogo que debemos convertir en nuestra hoja de ruta veraniega para que nuestro pelo brille tanto ahora como lo hace en invierno. Aquí están sus 10 consejos:

  • Seguir una dieta equilibrada: Aunque es complicado (la ‘tapitas’ del bar son demasiado tentadoras), conviene que en verano no olvidemos el consumo de verduras, frutas y legumbres. Mejorarán el bienestar de nuestro organismo y de nuestro pelo, que también necesitará que nos hidratemos convenientemente con dos litros de agua al día.
  • Sanear las puntas: Antes de empezar con nuestras maratonianas jornadas de playa, conviene que visitemos la peluquería y nos cortemos, al menos, las puntas para sanear nuestro cabello. Al acabar el verano, habrá que volver a cortar para acabar con el pelo quebradizo y ayudarle a que crezca con más fuerza.
  • Utilizar sombreros o pañuelos: Es la mejor opción para proteger nuestro pelo de una exposición solar excesiva. También es recomendable peinarse sin raya para proteger el cuero cabelludo.
  • Lavar el pelo después del baño: La sal o el cloro son los peores enemigos de la salud de nuestro cabello. Es por ello por lo que es aconsejable lavar el pelo (o al menos aclarar con agua dulce) después de cada baño.
  • Secar el pelo después de cada baño: Con una toalla y con suavidad, para evitar la rotura de las fibras capilares.
  • Utilizar un champú nutritivo: De esta manera aportaremos un extra de hidratación a nuestro cabello y evitaremos la pérdida de brillo y volumen. A día de hoy podemos encontrar champús que ya están destinados específicamente para esta época del año.
  • Proteger el pelo teñido: Es el que más sufre y el que más pierde. Cada baño resta color al tinte y, en este caso, es necesaria la utilización de productos que se dirijan a proteger con mimo los cabellos teñidos.
  • Aplicar acondicionador y/o mascarilla: Si ya utilizamos estos productos en invierno, ahora debemos hacerlo con más motivo. Aportarán más nutrición a nuestro cabello.
  • No abusar de los secadores y/o planchas: Como decíamos al principio, el verano da cabida a los peinados más desenfadados e informales y debemos sacar partido de ello para reducir el uso del secador y la plancha de pelo. Además, con el calor que dan en este tiempo…

¿Habéis apuntado ya los 10 consejos que debéis seguir este verano para cuidar adecuadamente vuestro cabello?

Imagen: Corbis Images

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *