La importancia de usar desmaquillantes antes de dormir

Por la noche, cuando ya estamos cansadas y a punto de acostarnos, nos suele dar una pereza enorme usar desmaquillantes, lo que hace que muchas veces lo dejemos pasar y nos metamos en la cama con la cara maquillada. Cuando tomamos esta decisión no somos conscientes de las consecuencias que este acto de vagancia tiene para nuestra piel facial. Y es que durante la noche es cuando las células se regeneran y exfolian. Así, si dejamos capas de cosméticos se crea una barrera para la regeneración que puede derivar en el taponamiento de los poros y la aparición del acné.

Con el paso del tiempo, no habernos quitado el maquillaje cuando debíamos es posible que se convierta en una piel deshidratada y flácida, y también puede tener consecuencias negativas para nuestro contorno de ojos, las pestañas y los labios. Además, otra de las consecuencias que puede provocarnos es el desarrollo de intolerancia a algunos ingredientes químicos, dermatitis e incluso alergias, que pueden llegar a provocar múltiples desperfectos en nuestra piel facial.

desmaquillante

Para animaros, vamos a dejar de un lado las consecuencias negativas para la piel y vamos a enumerar las positivas. Si nos desmaquillamos cuando toca, es decir, cada noche, conseguiremos una piel limpia y oxigenada, evitaremos la aparición del acné, conseguiremos tener un rostro luminoso y unos labios hidratados. Por lo que se refiere a las ojeras,  que tanto nos preocupan, si dejamos maquillaje en esta zona puede acabar desembocando en un oscurecimiento permanente del contorno de ojos, lo que puede hacer un efecto de tener ojeras constante, y de esta manera lo único que habríamos conseguido es el efecto contrario al maquillaje.

En cuanto al rímel, si no usamos desmaquillantes también puede provocar un efecto totalmente opuesto. Es decir, si el rímel lo que hace es endurecer y dar un efecto de pestañas más gruesas, si dejamos el producto durante la noche en repetidas ocasiones, puede acabar haciendo que nuestras pestañas se vuelvan más finas y débiles.

No lo dudéis más, dejad la pereza a un lado. Son muchos los beneficios y demasiados los perjuicios de no dedicar cinco minutos al día a cuidar nuestra piel. Recordad: es tan importante maquillarse como usar desmaquillantes.

Imágenes: itchell.com  y ahorasaludybienestar.es 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *