Depilación láser ¡Todo lo que debes saber!

Su eficacia de hasta el 95% lo convierte en uno de los tratamientos actuales más eficaces en la eliminación del vello no deseado.

Con la llegada del invierno son muchas las mujeres que deciden ponerse en manos de expertos y someterse al tratamiento de la depilación láser. Y es precisamente por su eficacia, ya que no sólo lo debilita, sino que además en algunos casos puede llegar a eliminar hasta un 85%-95% del vello, la que hace que año tras años sean más los que se acercan a un centro médico para solicitar este servicio.

Se ha demostrado que la depilación láser no daña la piel, y que además soluciona problemas como la “foliculitis” (inflamación del folículo piloso) y el “vello encarnado” de ingle, piernas y cara, y además se puede aplicar en múltiples zonas del cuerpo como rostro, cuello, pecho, axilas, brazos, piernas, abdomen, espalda, glúteos, manos, pies y zona íntima. Incluso en la mujer con problemas hormonales consigue disminuir considerablemente el exceso de vello. Y es que parte de su eficacia se debe a la precisión de su técnica, ya que actúa directamente sobre la matriz del vello a diferencia de otros tratamientos.

Sin embargo, debéis tener en cuenta que uno de los requisitos imprescindibles para poder realizarse el tratamiento es no tener la piel bronceada y no haberse expuesto al sol por un periodo previo de al menos entre 4 y 6 semanas, por lo que los expertos recomiendan esta época del año para comenzar esta depilación. Además, puesto que el tratamiento no suele limitarse a una sola sesión, es importante disponer de unos meses por delante para poder realizarlo antes de la llegada de la época estival.

Aunque no hay restricción en cuanto a género, edad o tipo de piel, sí que es cierto que una piel clara cuyo pelo sea oscuro y grueso duplicará la efectividad de este tratamiento. No obstante, en la actualidad existen diferentes tipos de láser concebidos para adaptarse a diferentes tipos de pieles y zonas, como las pieles oscuras o diferentes grados de rizado del pelo. Además el tratamiento es prácticamente indoloro, los expertos aseguran que sólo notarás como una suave sensación de escaldamiento, aunque si lo necesitas, siempre podrás recurrir a cremas específicas para aliviarte esta sensación.

Una vez realizada la sesión, el vello no desaparece al momento, sino que tarda dos semanas aproximadamente en caerse. El resultado final y la cantidad de tratamientos dependerá de cierto número de factores, tales como el tipo de piel y vello, posición (dérmica o epidémica) del vello, la zona que se desee depilar y la cantidad de vello. Para obtener un resultado satisfactorio normalmente suelen aplicarse de 4 a 8 sesiones con una espera de 4 a 6 semanas entre ellas.

Autor: Miriam Barrera

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *