Define tus cejas según tus rasgos faciales

Protagonistas indiscutibles de nuestros ojos, las cejas nos ayudan a enmarcar la mirada. Con la forma correcta y el grosor adecuado consiguen transformar la expresión de nuestro rostro y hasta quitarnos años de encima. Esta temporada se llevan pobladas y bien definidas ¿Te animas a sacarles el máximo partido? A continuación te descubrimos los secretos para lucir unas cejas profesionales.

El inicio de una ceja perfecta debe estar situado a la altura de las aletas de la nariz  y su longitud debe cubrir todo el ojo. Para dar forma a nuestras cejas, debes respetar su línea natural, eliminando sólo aquellos pelitos que impiden su definición. Es importante que realices esta operación con mucho cuidado, porque una ceja extremadamente fina no siempre queda bien a todos los tipos de rostros.

Ya sabes que una ceja más poblada, aporta a tu rostro un toque de naturalidad, mientras que una ceja con un grosor muy estrecho, te dará un aire más sofisticado.

La forma de tu cara

Según el tipo de rostro, puedes personalizar tus cejas para que te ayuden a equilibrarlo.

  • Rostro redondo: para compensar tus rasgos y la ausencia de ángulos, apuesta por unas cejas pobladas y súper naturales. Llévalas largas y gruesas, pero intenta que sean los más rectas posibles.
  • Rostro triangular: un trazo irregular en tus cejas logrará armonizar tu rostro. Para ello, déjalas más gruesas en la parte interna, y llévalas largas y finas hasta su extremo exterior.
  • Rostro alargado y fino: intenta no llevarlas muy arqueadas y evita las cejas pobladas.

Tipos de ojos

Ya que son el elemento clave que complementa y define tu mirada, el diseño de tus cejas también depende de cómo sean tus ojos.

  • Ojos muy separados: disimúlalos con unas cejas extra pobladas y espesas.
  • Ojos muy juntos: depila bien el entrecejo y lleva tus cejas muy finas, siempre y cuando adquieran un aspecto natural.
  • Ojos saltones: consigue un efecto óptico de ojos más almendrados con unas cejas largas y finas.
  • Ojos caídos: apuesta por cejas de corte ascendente.

Corrige tus cejas

La forma que tengan tus cejas puede ayudarte a transmitir una determinada expresión en tu rostro: sorpresa, tristeza, enfado… Comprueba cómo son las tuyas y corrígelas para sacarles el máximo partido.

  • Caídas: aportarán a tu rostro una expresión triste y apagada. Para solucionarlo, quita los pelitos de ambos extremos y ayúdate de un lápiz corrector para levantarlas suavemente.
  • Redondas: es el tipo más común de cejas. Transmite un efecto óptico de sorpresa y asombro. Dale una forma más definida con un lápiz corrector para levantarlas ligeramente.
  • Rectas: este tipo de cejas resulta muy poco favorecedor y dota nuestro rostro de falta de expresión. Para corregirlas, elimina los pelitos que sobran bajo el arco. Consigue que parezcan más ascendentes depilando el extremo exterior.

 

Imagen: Dolce & Gabbana

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *