De la oficina a la cena de empresa: 5 trucos de maquillaje para triunfar

 

¡Pasa de un maquillaje para la oficina a un maquillaje de cena en 5 simples pasos!

 

Con la llegada de la Navidad… ¿Quién no tiene una comida o cena de empresa?

Aunque es un momento para pasarlo bien, en algunas ocasiones se convierte en un problema y surgen las dudas.

¿Cómo me maquillo para ir a trabajar y luego a la cena de empresa? ¿Me aguantará todo el día?

 

¿Hay alguna forma de transformar el maquillaje?

La maquilladora profesional Cristina Lobato propone algunos trucos para convertir el look de oficina en uno ideal para la cena.

«Lo primero, preparar la piel. Es lo más importante. Limpia, tonifica e hidrata.

Así conseguirás que el maquillaje llegue lo más fresco posible hasta la hora de la cena», explica la maquilladora.

 

 

Maquillaje para la oficina en 6 sencillos pasos:

Corrige las imperfecciones.

Fuera ojeras, granitos, rojeces, etc.

 

Aplica la base de maquillaje.

«Evita el uso de polvos porque si luego hay que retocar la base por la tarde-noche y hay que volver a aplicar un producto fluido sobre algo que esté trabajado en polvo, el resultado no suele ser muy bueno», recomienda Cristina Lobato.

 

Colorete.

Ponte un colorete muy natural para que después se pueda transformar.

 

 

 

 

 

Utiliza primer en los párpados.

Este paso es muy importante para alargar la duración de las sombras y el eyeliner.

Así podrás trabajar sobre ellas para realizar el maquillaje de noche.

 

Maquillaje natural en los ojos.

Sombra de ojos en un solo tono natural en el párpado móvil, delinea con eyeliner y evita el uso de máscara de pestañas.

«Rízalas con el rizador para que la pestaña tenga un poquito más de cuerpo», aconseja Cristina Lobato.

Por otro lado, puedes aplicar solo primer de máscara de pestañas.

 

Pintalabios.

Por último, utiliza el labial que más te guste porque después podrás retirarlo con facilidad con una toallita.

 

 

 

¿Cómo transformar un maquillaje de oficina en uno para la cena de empresa?

 

Reaplica la base de maquillaje y el corrector si fuera necesario.

«Ahora sí puedes aplicar polvos para sellar la base y alargar su duración para que permanezca impecable durante toda la noche», añade Lobato.

 

La sombra de ojos natural y el eyeliner seguramente estarán intactos ya que hemos aplicado el primer de ojos.

Por lo que puedes trabajar con otra sombra sobre ellos.

 

 

 

 

 

¿Qué look vas a escoger para la cena? Puedes optar por un ahumado o por un toque de glitter en la mirada.

 

Ahora aplica máscara de pestañas ya que por la mañana has utilizado primer o has rizado las pestañas, así evitarás los grumitos.

El pómulo puedes maquillarlo como tu quieras, y aplica iluminadores con brillo.

 

En cuanto al labial, atrévete con tonos rojizos o nudes más subidos de tono.

 

¡Lista!

 

 

 

Imágenes: Pixabay

 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *