Cuidados para que el frío no estropee tu pelo

Las bajas temperaturas, el viento, la nieve… pasan factura no solo a la piel, sino también al pelo, que puede perder su vigor y brillo si no se cuida adecuadamente con productos específicos para esta época del año

Con el frío y las bajas temperaturas son muchas las mujeres que notan en su pelo una falta de vigor y de brillo, a pesar de que se empleen cuidados para mantenerlo en perfecto estado y siempre se haya lucido una estupenda melena. Y es que con las bajas temperaturas no es suficiente con los cuidados habituales ni con la utilización de los productos que siempre se usan, siendo recomendable optar por otro tipo de champús para estas fechas.

Una de las opciones es utilizar champús que no tengan parabenos ni siliconas, componentes que lamentablemente son muy habituales en la industria cosmética al ser utilizados como conservantes, pero que afectan notablemente al pelo haciendo que pierda toda su ligereza. De esta manera, al utilizar un champú libre de parabenos y de siliconas obtendrás un pelo más purificado y cuidado, además de conseguir que brille de nuevo y que se refleje la luz en él de forma natural.

Igualmente importante es elegir fórmulas biodegradables, que son más saludables para el cabello, sobre todo, si se vive en zonas en las que al agua tiene mucha cal. Y es que precisamente, la calidad del agua también influye notablemente en el cuidado del cabello, causando grandes daños si el cuero cabelludo se lava con agua con un alto contenido en cal y no se emplean productos específicos. Un daño que se potencia con las bajas temperaturas.

Pero no te preocupes porque si vives en una ciudad en la que el agua tiene un alto componente de cal hay soluciones. Una de las mejores es optar por elegir también champús con activo antical como, por ejemplo el ácido cítrico, para evitar la acumulación de residuos calcáreos y conseguir tener un pelo mucho más brillante y suave.

Además de estos cuidados tienes que seguir utilizando las mascarillas nutritivas e hidrantes con total normalidad, y reducir en esta época del año el uso de gominas, fijadores o lacas, que pueden aumentar la sequedad del cabello y facilitar que se quiebre y tenga un aspecto muy áspero.

Autor: Eva Sereno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *