Cuidados de la piel sensible para el frío

El invierno aún va a durar bastante, por lo que, si tenéis la piel sensible, debéis saber cómo cuidarla al máximo. Incluso las pieles normales sufren con las bajas temperaturas, por lo que es una época en la que se deben realizar cuidados extra y especiales.

El frío destruye la barrera natural de la piel, de forma que los radicales libres la atacan, produciendo sequedad, arrugas y flacidez. Para evitar que esto suceda a largo plazo, hay que tener la piel protegida en todo momento, especialmente en zonas delicadas como el contorno de ojos.

Lo primero que hay que hacer es buscar una crema hidratante para pieles sensibles, que no cause reacción y que cuente con un extra de hidratación. Si aún así necesitamos un apoyo durante el resto del día, podemos hacernos con un stick para zonas sensibles y con agua termal en spray, que la rehidrata en ambientes secos.

Además de hidratar la piel a diario, debemos realizar otros cuidados. Los sérums son ideales, ya que los podemos aplicar fácilmente, son de rápida absorción y ofrecen diferentes funciones, dependiendo de la edad. Otro cuidado a mayores es la crema de noche, que debe ser regeneradora, para que la piel se recupere de factores como el estrés y el frío.

Si aún así notamos que la piel ha reaccionado y que tienes rojeces, debemos encontrar productos con propiedades calmantes. Uno de ellos es el aceite, como el de rosa de mosqueta y que, ante todo, debe ser natural, de firmas como Weleda.

Imagen: Biotherm

Autor: Susana Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *