Cuidados de la piel ¡Rostro más natural y joven!

Con el paso de los años, la piel tiende a perder elasticidad y firmeza, apareciendo las primeras líneas de expresión en nuestro rostro. Evitar las arrugas es algo imposible, pero lo que sí está en tus manos es la posibilidad de atrasar su aparición y seguir manteniendo por más tiempo un cutis más joven y radiante. ¿El truco? Sigue leyendo y no pierdas detalle.

Sé generosa con la crema hidratante

Cuando la piel está deshidratada, las arrugas se marcan. Esos surcos provocan pequeñas sombras que dan a nuestro cutis un aspecto mucho más apagado. Sin embargo, si el rostro está lo suficientemente hidratado, las arrugas “se rellenan” de agua y la piel cobra una apariencia más lisa, por lo que reflejará mucho mejor la luz.

Exfolia la piel y acaba con el tono gris del cutis

La epidermis cambia de aspecto y se convierte en una capa más gris y con poca vida cuando las células muertas se acumulan en los niveles superficiales de la piel. Si juntamos piel muerta con otros residuos, como polvo o secreciones, el resultado será un rostro poco fino y muy apagado.

La exfoliación periódica contribuye a limpiarla en profundidad dejándola más fina y luminosa. Elige el exfoliante según el tipo de piel y tus gustos personales: si tu cutis es resistente, utiliza una crema con microgránulos; si es seco y sensible, escoge un exfoliante enzimático. Si lo que quieres es atenuar las manchas y las marcas de acné, opta por uno químico a base de ácidos o extractos de frutas.

No olvides el iluminador

En ocasiones necesitamos un remedio express par alegrarnos y dar más iluminación a nuestra piel. Esto se consigue mediantes productos hidratantes y partículas nacaradas, que le darán el plus de luminosidad.

Utiliza aceite seco en los puntos estratégicos

Puedes emplear el mismo que utilizas durante el verano para potenciar el bronceado. Si lo aplicas encima de la hidratante y sólo en la frente y sobre los pómulos, la piel parecerá más turgente y lisa,  cobrando un aspecto satinado más favorecedor.

Masajea los pies y se notará en tu rostro

En esta zona hay numerosas terminaciones nerviosas que, cuando se manipulan, alivian todo el cuerpo, activan la circulación de retorno y relajan el rostro. Si además quieres que te sirva como tratamiento hidratante para los pies, calienta entre las manos un poco de loción corporal y aplícala durante el masaje.

Vitamina C durante tres semanas

El ácido ascórbico puro es el activo más eficaz para la luminosidad de la piel. Cuando se aplica en tratamientos de 21-28 días activa la síntesis de colágeno (que reduce las líneas de expresión y las arrugas) y aclara el tono de la piel. La vitamina C se libera más fácilmente y es más eficaz si la usas en forma de sérum o ampollas unidosis porque son fórmulas mucho más concentradas.

Mechas más claras cerca del rostro

Para conseguir dar a nuestro rostro una apariencia más juvenil, y sobre todo, una mayor luminosidad, los estilistas lo tienen claro: si llevas flequillo, da igual que recto o al lado, apuesta por aplicarle unos suaves reflejos en tono miel o dorado. Completa tu look aplicándolos sutilmente por la zona de las sienes y las puntas. Son la solución perfecta para quitarte unos pocos años de encima y brillar de forma natural.

Imagen: Clarins.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *