Cuidados de la piel mixta

Los cuidados de la piel del rostro dependen del tipo de dermis que tengamos. La piel mixta es una de las que requiere cuidados más específicos, porque tiene partes grasas y partes que se resecan, por lo que es una de las más difíciles de tratar para que se encuentre perfecta. Esta clase de piel destaca por tener la zona T, que es la parte de la frente, la nariz y a veces también la barbilla, que es en donde se acumula la grasa. La zona de las mejillas suele resecarse y ser más sensible.

La limpieza del rostro es siempre fundamental, porque nos ayudará a reequilibrar de nuevo la dermis. Durante el día podemos utilizar limpiadores de espuma que ayuden a controlar el sebo, ya que vamos a aplicar buena hidratación en la zona seca. Por otro lado, por la noche podemos usar leche limpiadora, que rehidrata la zona, ya que durante la noche la piel debe regenerarse y no aplicaremos más hidratante.

cuidados_de_la_piel_mixta_2

Existen productos específicos para este tipo de piel, que equilibra la zona grasa y mantiene igualmente la hidratación en el rostro. Un gran truco es mantener estos productos en frío, en la nevera, ya que así aliviará las rojeces en las zonas secas y activará la circulación. Otra idea estupenda es que lleves papeles para los brillos en el bolso y una pequeña crema hidratante. La zona grasa puede necesitar retoques para olvidarnos de los brillos, y las mejillas necesitarán hidratación.

 En muchas ocasiones, este tipo de piel va a necesitar cuidados contra el acné porque es un problema que se suele producir en la zona T. Un buen remedio es utilizar aceites naturales para regular la piel, como el de jojoba, que hidrata, regula la producción de sebo y al mismo tiempo ayuda a que no aparezcan los granos.

Imágenes: Loreal

Autor: Susana Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *