Cuidados de Belleza: Antes y después de la depilación

Si muchas veces es molesto tener que depilarnos para eliminar el molesto vello, no hay nada peor que sentir que la piel no está perfecta tras la depilación. Pero con unos sencillos consejos podemos combatir los efectos y conseguir una piel de seda, como las de las modelos de los anuncios.

Cada día, tras la ducha, debes incorporar la rutina de hidratar la piel de todo el cuerpo y como mínimo una vez a la semana tendrás que exfoliar tu cuerpo; puedes hacerlo con una esponja o con algún producto apropiado; así evitarás que se enquiste el vello y conseguirás que salga a la superficie. Antes de empezar a depilarte lo mejor es ducharse con agua caliente para que los poros se abran.

Una vez que estés depilada lo más aconsejable es aplicarte alguna crema que contenga bastante concentración de aloe vera para calmar las rojeces de la piel; si no tienes puedes sustituirlo por manzanilla o camomila. Si te has depilado con cuchilla y tienes alguna herida, aplícate una crema cicatrizante.

Evita exponerte al sol inmediatamente, es mejor que pasen algunas horas, y huye de los productos que en su composición incluyan el alcohol, pues podrían quedarte manchas para siempre. Y un último consejo, no utilices ropa muy ceñida, pues tu piel estará más sensible de lo habitual y vestida así no le dejarás que transpire.

Imagen: wellnesscantabria.com.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *