Cuidados de belleza: Freno a las arrugas

Jóvenes para siempre. O al menos aparentarlo. Tras el ácido hialurónico, el colágeno o las coenzimas, creíamos que los tratamientos de belleza habían empezado a trazar sus límites. Pero la ciencia de la cosmética avanza a pasos agigantados, y constantemente aparecen métodos más innovadores y eficaces que nos hacen soñar con un aspecto más y más rejuvenecido. ¿Lo último? Los agentes activos que reivindica Skeyndor.

Los agentes externos como el sol, el tabaco o el estrés provocan unos daños en nuestra piel que la hacen envejecer de forma acelerado. Esto ha llevado a lacomunidad científica estética a tener que distinguir entre la edad real (los años que tenemos) y la edad biológica (la edad de nuestra piel de acuerdo con el grado de agresión de dichos agentes externos).

¿Cómo hacer, pues, que nuestra edad biológica se adecúe a nuestra edad real, o incluso la preceda? Los laboratorios de cosmética tratan con tres procedimientos de última tendencia para combatir el envejecimiento celular: el que incluye agentes telomerásicos, que alargan la vida a las células adultas; el que incorpora células madre; y la terapia anti-marcadores de la senescencia (cuando la célula adulta cambia de tamaño y morfología), que revierten la vejez de las células viejas y retrasan el desarrollo de las nuevas.

Mientras que las dos primeras aún se encuentran en fase de pruebas, la última está dando muy buenos resultados. Skeyndor lo ha comprobado a través de sus productos Global Lift [ProGEN-in], testados en mujeres reales durante 28 días. Tras ese período, casi todas ellas notaron una piel más joven, y un 90% percibieron un efecto reafirmante.

Su secreto lo conforman los tres ingredientes activos que consiguen un triple efecto: antidescolgamiento, mejora del capital de colágeno y el aumento de la capacidad de sujeción de la piel. La empresa, 100% española y con presencia en más de 40 países, ofrece la crema reafirmante para contorno de ojos, así como para rostro y cuello, disponible en dos versiones: para pieles secas y para pieles mixta.

¿El consejo de la casa? Empezar a aplicarlo a partir de los 35 años, ya que combatir los signos  de la edad más allá de los 50 supone un triple esfuerzo y unos efectos menos visibles.

Gama Global Lift [Pro GEN-in] de Skeyndor

Imágenes: Skeyndor & Cordon Press.

Autor: Carola Mayol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *