Cuidados básicos para tener la piel perfecta

Es imprescindible cuidar nuestra piel y sobre todo mantenerla siempre hidratada. Después de meses de bajas temperaturas, nuestra piel ha estado sometida a agresiones externas como el frío, el viento o la contaminación, que afectan a la calidad de la piel. Estas causas conllevan un cuidado y una hidratación extra ante la llegada del sol y el verano. Atender a las necesidades de nuestra piel debe ser una práctica fundamental en tu rutina diaria de belleza.

Una buena crema hidratante aplicada diariamente, es el mejor secreto para mantener tu piel joven más tiempo. Con este hábito se conseguirá, sin duda, proteger y nutrir el rostro de las agresiones internas y externas y se disfrutará de una piel luminosa, uniforme y definida. Pero, ¿qué debes hacer para aportar un plus de cuidado específico a tu piel? Te contamos por qué es tan importante la hidratación de cutis, y como preparar la piel para recibir los tratamientos adecuados.

¿Qué le ocurre a nuestra piel si no la hidratamos?

Todos los tipos de piel se deshidratan, es decir, pierden la capacidad de retener agua, lo que la vuelve más frágil, áspera al tacto, irritable y poco elástica. Una de las maneras para reconocer si tu piel está deshidratada es detectar las asperezas que se forman en las zonas a tratar. Esas son las zonas que se encuentran desprotegidas y que, por tanto, necesitan ser tratadas.

Si es seca, observarás tirantez y una descamación fina y difusa en la zona de los pómulos. Si es grasa, la descamación es más notoria y se sitúa en la zona donde crecen las cejas y en las alas de la nariz. Además, con el paso de los años se pierde colágeno, una proteína esencial presente en el cuerpo indispensable para la elasticidad de los tejidos y su regeneración.

cuidados_basicos_piel_perfecta_2

Este proceso natural de la piel intensificará aún más la deshidratación. Si tu piel sufre alguna de las dos situaciones anteriormente explicadas, necesitarás atender la pérdida de agua y de colágeno con el uso de cremas y tratamientos hidratantes, para despertar la energía celular, recuperar la vitalidad y la salud de la piel. Las consecuencias de una piel que no está protegida ni hidratada causa la aparición de arrugas, manchas, sequedad o flacidez.

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar estos daños?

El paso básico es la limpieza diaria del rostro. Si dedicamos tiempo a nuestra piel las células muertas van generando una capa que entorpece el proceso de regeneración. No sólo te ayudará a eliminar la suciedad, las impurezas y los restos de maquillaje o abrir los poros sino que, además, lograrás que tu piel empiece a estar hidratada. Los limpiadores son casi tan ligeros como el agua y en la actualidad podrás encontrarlos de distintos tipos, los que acaban con los maquillajes más intensos, con rosa mosqueta con acción antimanchas o con aceites reactivos para la regeneración celular diaria.

El siguiente paso para acabar con la sed de la piel y, a la vez ayudar a resolver problemas específicos tanto de los cutis más jóvenes como de los que empiezan a notar los signos de envejecimiento, son las cremas hidratantes enriquecidas en elementos nutritivos y texturas enriquecidas. Pero cuidado, no todas las cremas funcionan bien en todos los tipos de pieles. Si es seca necesitas un bálsamo denso, ultrahidrante e intensivo que refuerce la estructura de la piel. Si es grasa o mixta debes usar cremas muy fluidas en textura gel, con elementos matificantes para evitar un exceso de sebo. Si es sensible necesitas una crema con una base natural también con aporte importante de agua que te ayuda a descongestionar y calmar.

Tampoco debes olvidar mantener hábitos saludables en la alimentación. Las frutas y verduras están compuestas por un 90% de agua, y ayudan a mantener el cuerpo hidratado y a eliminar toxinas, lo que favorece muchísimo a la piel. ¡No olvides tomar 2 litros de agua al día!

Además, cada cierto tiempo es muy recomendable realizar tratamientos que mejoren el aspecto de nuestra piel, ya sean técnicas de acción hidratante, tensora, drenante o iluminadora para disfrutar de un aspecto radiante y saludable. Existen multitud de técnicas idóneas para ello como, por ejemplo, la mesoterapia facial con vitaminas y ácido hialurónico o prácticas que, mediante la radiofrecuencia pulsada sobre las líneas de cada arruga producen una regeneración profunda de la dermis obteniendo excelentes resultados. No obstante, es fundamental realizar cualquier tratamiento de la mano de profesionales que garanticen el mejor diagnostico y solución adaptada a las necesidades específicas de cada piel.

Doctor Manuel Iglesias Pavón_Centros Único

“El Dr. Manuel Iglesias Pavón es Director del Departamento Médico de Centros Único, la red de centros especializados en depilación láser y medicina estética número 1 en España. Cuenta con casi 30 años de experiencia en medicina y además, es miembro de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME)”

Imágenes: Corbis

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *