Cómo rejuvenecer tu piel ¡Cuidados de belleza para el rostro!

Conseguir un rostro más radiante y joven es fácil si tomamos a tiempo las soluciones necesarias. Los cuidados a largo plazo son la llave para lograr nuestro objetivo: un cutis más cuidado, fresco y luminoso. Sigue leyendo y no pierdas detalle de los trucos que debes poner en práctica para rejuvenecer tu rostro de manera segura y fácil.

Contorno de ojos: tarea obligada

La piel de los párpados es mucho más fina que la del resto de la cara. Es por eso, que no basta con una crema hidratante; se trata de una zona que requiere un cuidado específico. Con el paso de la edad, esta piel va adelgazando debido a los movimientos repetidos y constantes de nuestros ojos y, a partir de los 40, también influye la pérdida de estrógenos.

Para reforzar esta piel tan sensible y conseguir reducir esas líneas de expresión a ras de ojo, lo más recomendado es aplicarse un contorno de ojos dos veces al día: por la mañana y por la noche.

Cada crema a su hora

Siempre hemos escuchado que hay que utilizar una crema hidratante por la mañana y una crema nutritiva antes de acostarnos. Este uso es el más adecuado para los primeros cuidados. Pero conforme vamos cumpliendo años y queremos reafirmar nuestro rostro, debemos emplear fórmulas más completas.

Para el día, empieza a utilizar cremas antiedad, ya que con un solo gesto lograrás nutrir y reparar todos los signos del envejecimiento: rellenar pequeñas arrugas, reducir las manchas y proteger tu cutis de agentes externos, como el frío o la polución.

Por la noche, apuesta por fórmulas reafirmantes que pongan en marcha el funcionamiento de las células encargadas de fabricar el colágeno y la elastina, imprescindibles para mantener un rostro terso. Notarás en pocas semanas un cutis menos flácido y apagado.

Alimentos efecto lifting

No solo las cremas y los cuidados de belleza te ayudan a ganar firmeza en tu piel. Los alimentos diarios que comemos también influyen en el aspecto de nuestro cutis.

Para la formación de las fibras de colágeno y elastina son imprescindibles los aminoácidos. Los encontrarás en las proteínas vegetales, como las legumbres y la soja, y en las de origen animal, como la carne y el pescado.

Una de las vitaminas clave para mantener la firmeza en tu rostro y evitar el “descolgamiento” de la piel es la vitamina C. Frutas como el kiwi, la naranja o el limón son ricas en ella. Prueba también los pimientos.

Para ayudar a tus células envejecer más despacio, toma alimentos ricos en antioxidantes, como las frutas y verduras de color rojo y verde. Incluye en tu dieta el tomate, la granada o las espinacas, entre otros alimentos.

Pequeños consejos antiflacidez

  • Duerme con una almohada baja para evitar que se te marquen las arrugas horizontales del cuello. En el caso de que tengas un pecho abundante, no duermas de lado para que no se te formen líneas verticales en el escote.
  •  Evita las dietas pobres en proteínas y la pérdida de peso drástica, ya que la piel no se retrae completamente y queda descolgada.
  •  Para un cuidado extra, puedes tomar cosméticos por vía oral ricos en aminoácidos, minerales y antirradicales libres con el fin de reforzar la piel y conseguir un resultado más rápido.

Imagen: vivaconsalud.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. Gracias por el post! Me parece que funcionan muy bien los cuidados constantes, yo uso unas cremas de Monsia desde hace un rato y veo una gran diferencia en la piel, luce rejuvenecida y menos cansada, recomiendo esta marca 🙂

  2. El enevejecimiento está relacionado con la disminución de los niveles de la hormona HGH. Afortunadamente existen formas de reactivar la producción de esta hormona y hacer que nuestras células rejuvenezcan. Informese en http://comorejuvenecer.net

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *