Cosmética natural para cuidar la piel de las embarazadas

Durante el embarazo el cuerpo experimenta muchos cambios tanto por dentro como por fuera, los más visibles: la pérdida de firmeza de nuestra piel, la aparición de estrías, la falta de hidratación y la flacidez. Para evitar estas consecuencias del embarazo es esencial que cuidemos más que nunca nuestra piel. ¿Cómo? Pues bien, Para aseguraros un buen cuidado de la piel, desde Nosotras.com queremos recomendaros algunos productos de cosmética natural.

Escoged el producto que mejor os vaya según vuestras necesidades.

  • Para hidratar la piel: el gel de aloe vera es ideal para hidratar la piel pero si queréis utilizar aceites, os recomendamos aplicaros unas gotas de aceite de oliva o aceite de rosa mosqueta cada noche. Además, beber mucha agua también os ayudará.
  • Para evitar las estrías: durante el embarazo es muy normal que aparezcan estrías porque la piel se estira para dar cabida al bebé. Para evitar su empeoramiento, os recomendamos el aceite de rosa de mosqueta.
  • Para conseguir elasticidad: una buena manera de evitar la aparición de estrías es utilizar productos de cosmética natural que ayuden a vuestra piel ganar elasticidad. Un producto muy útil es el aceite de almendras. Aplicároslo cada noche antes de ir a dormir y notaréis como, lentamente, vuestra piel gana elasticidad.
  • Para activar la circulación: si lo que necesitáis es activar la circulación, os recomendamos utilizar aceite de onagra.
  • Para ganar firmeza: durante el embarazo pero, especialmente, después del parto, la piel pierde firmeza. Si queréis volver a recuperar la firmeza previa al embarazo y que la piel vaya volviendo a su lugar, la cosmética natural puede seros de gran utilidad. Utilizad aceite de avellanas para reafirmar la piel y, además, hidratar.

Es importante que utilicéis estos productos de cosmética natural durante todo el embarazo, especialmente a partir del cuarto mes cuando la barriga ya va ganando volumen. No sirve de nada aplicároslos después del parto porque la piel ya habrá perdido mucha firmeza y las estrías ya estarán presentes.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *