Cosmética quemagrasas ¡A reducir centímetros!

Mantenerte en tu talla requiere constancia y esfuerzo diario. Además de llevar una dieta equilibrada y practicar algo de deporte, es importante que también confíes en la aplicación de los cosméticos. Los activos quemagrasas funcionan en sinergia si los aplicas dos veces al día. Incluso puedes recurrir a principios diferentes si es por la mañana o de noche. Sigue leyendo y descubre cuáles son los más eficaces para reducir centímetros en la temida zona abdominal.

Dieta y probióticos

Una alimentación inadecuada puede provocar hinchazón, gases, estreñimiento o retención de líquidos, que puede acabar traduciéndose en sobrepeso. Es fundamental que prestes una especial atención a tu dieta, dándole importancia a las frutas y verduras, y recurriendo, como ayuda extra, a los probióticos.

Se trata de unos microorganismos vivos que, una vez ingeridos, proporcionan una mejora diaria del bienestar abdominal. Además, contribuyen a aumentar las defensas y a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Ten en cuenta que si los probióticos están encapsulados sobreviven mejor a los ácidos del estómago y se multiplican.

Ingredientes estrella

Tanto en casa como en cabina, algunos de los activos más eficaces son los siguientes:

  • La cafeína: un ingrediente que no puede faltarte, ya que su actividad radica en que es capaz de favorecer la combustión de las grasas.
  • La carcinia cambogia: este compuesto te permitirá reducir la acumulación de grasas, pero sobre todo, y lo que es más importante, su expulsión.
  • Las algas: con propiedades adelgazantes, las más utilizadas son las de color azul (altamente hidratantes) y las de color verde (anticelulíticas), con alto contenido en yodo.

Utiliza tu olfato

El último descubrimiento en cremas adelgazantes es la incorporación de aceites esenciales que, a través del olfato, son capaces de estimular el gen UCP: una proteína “devora grasa” presente en el cuerpo.

Masaje reductor

En el abdomen, masaje el producto con movimientos circulares. En las caderas y la cintura, con movimientos rectos y ascendentes, como si estuvieras alisando la piel.

Zona de riesgo: los glúteos

Cuando te apliques la crema reductora, utiliza los puños en los glúteos. Esta zona requieres ser trabajada con más intensidad. Si te resistes a hacer sentadillas para fortalecer los glúteos, camina un mínimo de 45 minutos por sitios que incluyan pendientes, metiendo barriga, y sube escaleras, apoyando el talón.

Imagen: Victoria’s Secret.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *