Consigue unos ojos rasgados

Si hay algo que podemos tener claro, en las cuestiones prácticas de la vida, y más allá, en lo que puede tener que ver con la belleza y la cosmética, es que la cara es el espejo del alma. Y que una mirada dice más que mil palabras. Para tener en cuenta todo esto, es necesario que tengamos siempre presente que para poder decir más de lo que queremos o lo que deseemos expresar, tenemos que tener especial incidencia en lo que tiene que ver con nuestros ojos.

En este caso, nos referimos al hecho de poder resaltarlos, de hacer que hablen por sí solos. Pero no de una manera normal, sino haciéndolos rasgados, ya que pueden transmitir mucho más que si están en su forma natural o simplemente redondos. ¿Qué necesitamos para conseguir, mediante el maquillaje, unos ojos más rasgados de lo habitual? Los cosméticos son sencillos: un delineador o eyeliner oscuro para el párpado, así como un lápiz de ojos en un tono similar para la parte de abajo y para dentro del ojo. También es necesario que contemos con sombra oscura para la parte exterior, y que tratemos de compensarlo con los colores tierra llegando al lagrimal. El final lo pondremos, como siempre, a base de máscara de pestañas.

¿Cómo comenzar este ritual? Es más fácil de lo que puede parecer en una primera instancia. Se trata de que apliquemos la sombra oscura en la parte exterior de ambos ojos con el fin de potenciarlos, así como de aplicar los colores más claros en la parte que se acerca a la nariz. Así, la sensación de alargamiento será mayor. Después, deberemos pintar una línea cuanto más gruesa mejor por la parte de fuera, y rellenarla con lápiz de ojos. Será nuestra opción pintar también la zona de abajo. Por último, no debemos cortarnos con el rímel, cuanto más mejor. ¡Y a presumir de mirada felina!

Imagen: Maquilladas

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *