Consejos para eliminar la papada

La papada suele ser motivo de molestia para quien la tiene. Muchas veces es una característica genética y otras veces va apareciendo con el paso del tiempo y con la perdida de firmeza de la piel.

Te contamos, en esta ocasión, una serie de consejos para eliminar la papada.

De hecho, la papada, ese pliegue que se forma entre la cara y el cuello, es uno de los principales motivos de consulta estética. Según la American Society for Dermatologic Surgery, la papada es el motivo de consulta en un 67% de los casos.

La papada, por lo general, se forma como consecuencia de un exceso de grasa en la región submentoniana laxitud muscular que, junto al exceso de y perdida de firmeza de la piel en el cuello, dan lugar a esta prominencia bajo el maxilar.

 

 

 

Repasamos algunos consejos para eliminar la papada de forma eficaz y rápida:

  • Comienza el día con un zumo de manzana, betabel y limón, una combinación perfecta para ayudar al organismo a deshacerse de los líquidos retenidos y las toxinas. Solo necesitarás un manzana -roja o verde, según prefieras-, una taza de betabel pelado y el zumo de un limón. Bebé este jugo durante siete días seguidos, todas las mañanas.
  • Realiza 20 repeticiones del siguiente ejercicio: inclina la cabeza hacia atrás y mantén la posición durante diez segundos. Realiza este sencillo ejercicio al menos dos veces por día -si puedes hacerlo más, mucho mejor-.
  • Por las noches, aplica en la parte frontal del cuello y en la papada un poco de aceite de germen de trigo o algún otro aceite similar, rico en vitamina E. Realiza un masaje durante tres minutos. Deja actuar el aceite durante toda la noche. Si tienes la piel grasa, deja actuar solo 15 minutos y enjuaga bien. Esto brindará al rostro mayor elasticidad, firmeza y apariencia.
  • Otro ejercicio para hacer antes de dormir es dar besos. Sí, se trata de un ejercicio simple que te ayudará a eliminar la papada. Solo debes estirar el cuello, inclinar un poco la cabeza hacia arriba y mantener la espalda recta, mientras juntas los labios como si estuvieras dando besos. Haz dos series de 30 repeticiones.

Si bien nada es mágico, con el tiempo y con voluntad, si pones en práctica estos consejos estarás ayudando a fortalecer la parte baja de la mandíbula, logrando disimular la papada. No pierdas más tiempo y ponlos en práctica.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *