Consejos de maquillaje para mayores de 65 años

Las pieles más maduras necesitan de unos cuidados especiales y productos y técnicas de maquillaje específicas.

Cuando alcanzamos los 60 años de edad, la piel cambia, no tiene la misma hidratación ni firmeza y pueden aparecer las manchas y más arrugas.

El maquillaje deberá ser distinto o aplicarse de manera diferente para que luzca bien y natural.

Para empezar, vale destacar que un buen acierto es cambiar los productos en polvo por los de formato en crema, ya que aportan más hidratación y no son tan evidentes.

 

Consejos básicos para maquillar una piel de más de 65 años

El primer paso, la preparación de la piel: si bien, se tenga la edad que se tenga, la piel debe estar limpia, libre de toxinas e hidratada, cuando sé es mayor esto es aún más necesario. Limpiar e hidratar correctamente la piel antes de aplicar el maquillaje hará que el resultado final sea más fresco, luminoso y duradero. Sin este paso esencial, la piel con maquillaje se verá más apagada y puede cuartearse.

Paso a paso para preparar la piel antes del maquillaje

Limpia bien el cutis con un algodón y agua micelar, o bien puedes lavar la cara con agua templada y un limpiador tradicional. Aplica luego el tónico de siempre, el sérum -asegúrate que sea hidratante-. Después, sigue con el contorno de ojos: aplica con el dedo anular dando pequeños toques. Por último, coloca la crema hidratante de siempre. Si es de día, que tenga factor de protección solar. Deja que la piel la absorba por un par de minutos.

Llega el turno de la base de maquillaje. Lo más recomendable para estos casos es tener una base de maquillaje líquida y, a ser posible, con factor de protección solar. Nada de bases en polvo o en formato mousse, pues hidratan poco y remarcan más las arrugas. Puedes aplicar la base con tus propios dedos o bien con una brocha, como logres se extienda mejor.

 

El corrector. Lo ideal será usar uno en crema -es importante calentarlo antes de aplicarlo entre los dedos- o bien líquido. Será importante extenderlo muy bien en la zona de debajo de los ojos para evitar que se acumule entre los pliegues y entre las pequeñas arrugas.

 

 

Para maquillar los ojos, si bien será según las preferencias personales, recomendamos escoger sombras que combinen con tu color de ojos y evitar tonos más llamativos como azules eléctricos o verdes intensos; aplica la sombra con la ayuda de pinceles y difumina bien para evitar que marque los pliegues del párpado.

En caso de tener el párpado algo caído, el truco para disimular es aplicar sombra de color claro en la zona del lagrimal y en la parte interior del parpado. El delineador se debe usar en el párpado para marcar el ojo, pero lo mejor es no utilizarlo en la línea de las pestañas inferiores, sino solamente en la parte superior.

Para rellenar y mejorar las cejas se puede utilizar lápiz o sombra para ojos y, para las pestañas, la máscara habitual. Puedes pasar un par de pasadas, pero asegúrate de separar bien las pestañas para evitar grumos. Para abrir más la mirada, se aconseja aplicar un poco de sombra clara o iluminador bajo la ceja.

Por último, los labios. Se deberá escoger el tono que más favorezca, según el tipo de piel y de rostro. Los nude, rosados y los brillos sin tono suelen ser los más favorecedores, sobre todo a esta edad. De todos modos, también podrás optar por algún anaranjado o rojizo si prefieres un look más osado.

¡Bella a cualquier edad!

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *