Tu rutina de belleza a los 40

Muchas mujeres aseguran que a sus 40 años están viviendo el mejor momento de su vida, se sienten mujeres fuertes, seguras de sí mismas y con los objetivos bien claros. Pero como todo en esta vida, todo no puede ser perfecto. A esa edad empiezan a aparecer los signos del envejecimiento de la piel y es importante cuidar la piel y tener una rutina de belleza diaria.

Es importante que te acuerdes bien de estas etapas: limpieza, exfoliación, hidratación, protección solar y cuidado de las ojeras. A todo esto también debemos sumarle una mínima de 30 minutos diarios de entrenamiento para mantener tu cuerpo sano, beber mucho agua y mantener una alimentación saludable. -no hablamos de pasarnos la vida haciendo dieta, simplemente comer de manera equilibrada-.

  • Limpieza:

La limpieza diaria de la piel es lo mínimo que puedes hacer para empezar a cuidar tu piel. No tener una rutina diaria de limpieza facial es un pecado. Si no limpias tu piel olvídate de ella de aquí en unos años. La limpieza se puede hacer de varias maneras, puedes utilizar cremas limpiadoras, tónicos faciales, y jabones. Para evitar que la piel se deshidrate, es más recomendable utilizar limpiadores en crema, texturas que no dejen que tu piel se seque después de utilizar los productos. Si prefieres limpiadores en jabón, aplica un tónico después de la limpieza para mantener tu piel nutrida y húmeda.

  • Exfoliación:

Es un ritual que hay que llevar una vez por semana. Aprovecha esos fines de semana en casa para mimarte. Exfolia bien la piel para eliminar esas células muertas y no te olvides de aplicar una mascarilla después. La función de la mascarilla tiene que ser nutritiva, es decir, elige una mascarilla con vitaminas para que facilite a tu piel la absorción de agua. Con los años, los poros se van agrandando, así que otra mascarilla que puedes aplicarte es la de arcilla verde, ya que ayudará a que tus poros se cierren después del exfoliante.

  • Hidratación:

Independientemente del tipo de piel que tengas, ya sea seca, mixta o grasa, la hidratación es algo sin lo que no se puede vivir. Con el paso del tiempo y de los años la piel se vuelve cada vez más seca, así que la rutina de las cremas es igual de importante que la rutina de limpieza facial. Si hay algo en lo que debas invertir, es en cremas hidratantes. Una buena crema hidratante se convertirá en tu mejor aliado contra el envejecimiento de la piel. Además, la hidratación evitará la aparición de las arrugas.

  • Protección solar:

Es fundamental que tus productos faciales contengan protección solar, las manchas en la piel, las arrugas y los poros dilatados son consecuencias de una demasiada exposición solar. Por lo tanto, con los años debemos cuidar más nuestra piel del sol, siempre con protección, al igual que nos hacían nuestros padres cuando éramos pequeñas en la playa. Aplícate la protección también en el cuello y en las manos.

  • Ojeras

Las ojeras y las bolsas en los ojos son algo que, irremediablemente, aparecerá en nuestro rostro. Está en nuestras manos deshacernos de ellas. Aplícate una una bolsa de té fría cada noche en la zona de las bolsas para evitar el hinchazón de estas. También es importante tener cremas que ayuden a atenuar las ojeras, además del uso de corrector en maquillaje -que sea siempre líquido, jamás en crema-.

Los 40 son unos años maravillosos para quererse, cuidarse y sacarse más partido que nunca. El mundo es de las grandes mujeres.

Imágenes: Salud180

 

Autor: Deniz Toren

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *