Cómo reducir las estrías de manera natural

Hace unos días poníamos a vuestro servicio los mejores alimentos para combatir las estrías y, hoy, volvemos a la carga con nuevos consejos.

Las estrías son unos de los aspectos que más nos preocupan en cuestión de belleza. Ya sea por cuestión genética, por haber pasado recientemente por un embarazo, o por haber perdido o ganado peso durante los últimos tiempos, estas anti estéticas ‘líneas blancas’ que aparecen en la piel pueden darnos más de un quebradero de cabeza.

Las estrías, al igual que la celulitis, no perdonan desde la juventud, y pueden aparecer en multitud de zonas del cuerpo: abdomen, piernas –especialmente muslos-, nalgas o incluso pecho. Aunque los milagros no existen, sí podemos contribuir a conseguir un cuerpo más bonito y libre de estrías si seguimos los siguientes trucos de belleza y de nutrición:

  • Lo primero es la prevención. Si no tienes estrías y quieres evitar que aparezcan, o no las tienes pero además acabas de quedarte embarazada, apuesta por geles o cremas que te obliguen a masajear zonas de tu cuerpo de manera constante. Friccionar esta zona de una forma ligera acostumbrará a la piel y logrará que no se formen estrías en el futuro.
  • Si por el contrario, ya convives con ellas, es necesario incluir en nuestra vida y en nuestra dieta la vitamina E. Ya sea con aceites ricos en esta vitamina concreta para aplicarlos directamente en la piel con masajes –también rosa de mosqueta-, o con alimentos que la lleven, irán disminuyéndose.
  • Algunos de los alimentos ricos en vitamina E son las semillas de girasol, el orégano o la albahaca y las almendras. Incluyéndolas a nuestra dieta, no será un cambio radical, pero irán desapareciendo poco a poco, tal y como os explicamos ampliamente hace unas semanas.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *