Cómo proteger la piel de la contaminación ambiental

La relación entre la contaminación atmosférica y la mala salud de nuestra piel se ha venido demostrando a lo largo del tiempo, especialmente y junto con los efectos de la destrucción de la capa de ozono.

No solo las autoridades sanitarias, sino también la industria cosmética ha contribuido a la elaboración de estudios de muestra para determinar en qué medida afectan los agentes contaminantes y cómo se puede poner freno.

Según un estudio de campo del Journal of Investigated Dermatology  realizado durante 24 años en dos grupos de mujeres, uno perteneciente al mundo urbano, y el otro al mundo rural, en la piel de las primeras se hacían más patentes los efectos del envejecimiento, así como la aparición de diferentes tipos de manchas.

contaminacion_piel

No en vano, el aire que se respira en una zona industrializada está impregnado de gases y partículas microscópicas. Entre los primeros se encuentran el dióxido de azufre, el monóxido de carbono y los óxidos de nitrógeno, entre otros. Son los producidos por la industria y los vehículos.

Las partículas, por otro lado, presentan un tamaño veinte veces menor que los poros de la capa superficial de la piel, la epidermis, por la que se infiltran produciendo hidratación e inflamación. También, por supuesto, daño celular. Se las conoce como Particulated Mater y se infiltran hasta los pulmones, dañando al aparato circulatorio.

En otro estudio de The Journal of Cosmetic Dermatology  titulado “Envejecer en un mundo contaminado” nos ofrecen varias soluciones sencillas para minimizar el daño de los elementos contaminantes.

  • La higiene es básica: hay que limpiar el rostro mañana y noche evitando el agua caliente,  que irrita e inflama.
  • Se recomienda emplear un cepillo electrónico para eliminar las impurezas puesto que se tiene tendencia a rascarse y frotar, extendiendo pequeñas infecciones y suciedad.
  • Para neutralizar los radicales libres, esas moléculas altamente inestables, se aconseja proteger la piel con una capa de sérum después de limpiar por la mañana.
  • La protección debe llevarse también en invierno y debe ser mayor de 30.
  • La exfoliación no muy a menudo, puesto que abre los poros. Es cierto que se limpian pero se dilatan, ofreciendo más posibilidades al depósito de suciedad. Una vez al mes, mes y medio bastará.

contaminacion_piel_2

Por mi parte, recomiendo la alimentación rica en antioxidantes y colágeno natural para proteger la piel.

El colágeno está presente en :

  • Glicina: guisantes, zanahoria, arroz integral, legumbres, sardinas, atún, pollo y pavo, setas..
  • Arginina: nueces, anacardos, ajo, espinacas y cacao…
  • Prolina: remolacha, calabaza y castaña…
  • Vitamina C: cítricos, brócoli, pimiento verde, acelgas, bayas rojas…

Antioxidantes :

  • Cebollino, semillas de Goji, achicoria
  •  Jengibre y granada.

ata poouramini 3

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina” y “El gato persa que quería comer caviar”.

 

Es orientador en salud, experto en nutrición y  uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 
Para más información consultar a:

Mamen de Blas  639  00 72 10

www.misszoe.es

carmen@misszoe.es

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *