Cómo preparar tu piel para la depilación

Por fin vivimos en una sociedad que casi está a punto de dejarle de preguntar a una mujer por qué no se depila.

Las mujeres podemos no depilarnos porque tenemos vello como todo ser humano, pero también podemos depilarnos si ése es nuestro deseo y no significa que seamos débiles o sumisas.

Si es tu caso, y quieres preparar tu cuerpo para la depilación simple y llanamente porque te apetece, estos son los pasos que tienes que seguir.

 

 

  • Hidratación antes y después. Es muy importante tener la piel en las mejores condiciones posibles. La depilación, según el método que utilicemos, puede ser ligeramente agresiva para la piel, porque al fin y al cabo estamos metiéndonos en ella para retirar el vello de manera directa. Por eso, hay que mantener la piel muy hidratada antes de ponernos a depilarla y después, es muy conveniente utilizar aloe vera o aceite de rosa mosqueta para calmarla si ha habido problemas.
  • Métodos que no abrasen la piel. Dependiendo de nuestro tipo de piel, nos irá mejor un método u otro. Esto quiere decir que no todos son aptos para según qué dermis porque pueden hacernos daño. Ten en cuenta que si tienes la piel muy seca o demasiado sensible, puede que haya métodos como la depilación láser que lleguen a ser nocivos para ti.
  • Elimina las cuchillas, salvo si te depilas con láser. Sea cual sea tu piel, las cuchillas deberían estar prohibidas. No sólo tu pelo nacerá más fuerte y ardiente, que te costará depilarlo definitivamente cuando quieras ponerte a ello. Únicamente tendrás que usarlo si estás en medio de un proceso de depilación láser.
  • Exfoliación. Antes de ponerte a quitar pelos, es necesario que te prepares, y lo hagas con una buena exfoliación para quitar la piel muerta que no necesita tu dermis. Déjala descansar y después, manos a la obra.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *