Cómo domar tu pelo un día de lluvia

Es un clásico. Sales de casa con el pelo recién lavado y de repente, el cielo se pone de lo más negro y comienza a llover a mares.

Puede ser incómodo, pero es lo que hay, por eso debes tener en cuenta la manera de conseguir domar tu pelo y que no sea un drama cada vez que haya precipitaciones. Lo primero que debes hacer antes de salir de casa es consultar en una aplicación meteorológica el tiempo que va a hacer ese día para que no te pille desprevenida. No olvides además aplicar a tu melena húmeda tras la ducha un buen desenredante, lo que ayudará no sólo al momento tras el baño para domar el cabello, sino también cuando llueva.

 

 

Si vas a llevarlo suelto, no olvides también ponerle unos toques de laca o cera, porque eso permitirá que se mantenga lo más estático posible. De este modo, aunque se moje a causa de la lluvia, no se encrespará demasiado. Por otra parte, siempre lleva contigo gomas de pelo y horquillas, porque si se te moja demasiado, podrás arreglarlo con un par de sencillos peinados. El primero de ellos es un moño, que podrás hacerlo a la altura que más te favorezca: en la parte más alta para un estilo de bailarina -tendrás que poner toda la melena hacia atrás para que se mantenga completamente fijo hacia arriba-, en la parte media para un estilo muy flamenco, o con un moño bajo justo debajo de la nuca.

De esta manera, conseguirás que aunque haya lluvia y tu pelo se haya mojado, no tengas una melena demasiado encrespada y aún así vayas peinada. También puedes ponerte una trenza de raíz o una trenza baja para que el cabello se ponga estático y no se salgan demasiado los pelos por los lados ni por arriba.

¡Siempre hay solución y lo más importante es disfrutar de tu día!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *