¿Cómo debemos cuidar las manos en invierno?

La piel de las manos es una de las más expuestas y vulnerables a los cambios: al frío, al viento, al sol y demás factores que pueden hacer que se deshidraten y estén desfavorecidas. En invierno, en específico, las temperaturas extremas hacen que se resequen y que se escamen con más facilidad. Para evitar esto, habrá que cuidarlas y prestarles un poco más de atención.

El primer consejo es aplicar crema hidratante con mayor frecuencia, incluso después de cada vez de lavarlas o de hacer alguna tarea doméstica. Escoger una buena crema con compuestos hidratantes y emolientes será esencial. Además, estos productos crean una película protectora entre la piel y el medio externo, por lo que protegen contra las agresiones diarias.

Entre los ingredientes activos recomendados que deberá tener una buena crema, destacan: manteca de karité –perfecta para hidratar la piel de las manos-, aceite de semilla de uva -rico en vitaminas, minerales y antioxidantes-, vitamina B3 y vitamina E -de los mejores antioxidantes naturales-.

cuidados_manos_novias

A la hora de los lavados de manos, lo mejor será no abusar de ellos y realizarlos con agua tibia y con un jabón dermograso rico en aceites, para evitar la deshidratación. Luego, habrá que aclarar bien las manos y secarlas.

Los especialistas aconsejan asimismo usar una crema para manos más ligera durante el día y una más oleosa por las noches, para que sus compuestos penetren bien y actúen por las noches. La vaselina es otra opción, en caso de que sea necesaria: en este caso, se deberán usar luego guantes para favorecer su penetración.

Tratamientos caseros

Siempre hay una serie de “remedios de la abuela” que podrán ayudar. Uno de ellos consiste en sumergir las manos en aceite tibio por la noche, pudiendo ser de oliva o de almendras, para ir a dormir con guantes finos de algodón. Al día siguiente las manos estarán como nuevas. Este tratamiento casero se puede repetir hasta tres veces por semana para obtener buenos resultados.

No olvidar que en casa, habrá que utilizar siempre guantes a  la hora de hacer las tareas domésticas, para evitar el contacto de los productos químicos nocivos con la piel.

Sino también existen tratamientos reparadores que se ofrecen en distintos centros de estética, como ser la mesoterapia con ácido hialurónico no reticulado o la biorevitalización, entre muchos otros. En todo caso, realiza una consulta e interiorízate sobre estas posibilidades.

Imágenes: mejorconsalud.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *