Cirugía íntima para lucir el bikini

La cirugía estética íntima ya no es un tabú.

Hoy en día se habla y se comenta con total naturalidad sobre las técnicas para, por ejemplo, mejorar el tono vaginal o realizar el cambio de tamaño de  labios vaginales de una mujer. La belleza se contempla como un aspecto global en el que todas y cada de las partes de nuestra anatomía son susceptibles de ser mejoradas.

 

 

En los meses de verano, con el uso diario de prendas de baño, algunos problemas de esta zona no son sólo estéticos. Muchas pacientes se quejan de roces y molestias, por lo que proceden a solicitar información en las clínicas. Esta circunstancia coincide con la primavera, por lo que podríamos decir que, sí, que efectivamente, la cirugía estética íntima se ha incorporado con total normalidad a la llamada Operación Bikini. Preguntan por la grasa se puede depositar en el monte de Venus y también por los cambios que se producen tras los partos. Estos problemas y los mencionados arriba se solucionan en intervenciones sencillas y con escaso tiempo de recuperación para las pacientes.

La intervención más demandada es la labioplastia, el descolgamiento de los labios menores, sobre todo entre una horquilla de edad que oscila de los 30 a los 40. Los motivos principales, explica el experto son, en este orden, los partos vaginales y la edad. La intervención consiste en una reducción del exceso de tejido, unos 4 mms, que son los que provocan el descolgamiento .

 

 

La pérdida de volumen de los labios mayores, por su parte, se trata con la técnica de lipofilling, que se ayuda de procedimientos de la medicina estética como las infiltraciones de ácido hialurónico reticulado.

Un monte de Venus abultado, que se perciba bajo el bikini se suele tratar cuando las pacientes que se van a someter a una liposucción de abdomen lo solicitan dentro del mismo procedimiento. En algunas ocasiones es aconsejable, no sólo realizar una liposucción en la parte del monte de Venus situada por encima del hueso del pubis, sino también en los triángulos laterales del monte para redefinirlo, creando una imagen más estrecha y elevada del  pubis.Es la llamada alta definición.

Las correcciones con finalidad estética pueden también mejorar la funcionalidad sexual, sobre todo en el caso de la vagina. La pérdida de tono de este órgano suele aparecer tras los partos, Los síntomas son falta de sensibilidad en las relaciones sexuales y en ocasiones incluso pérdidas de orina.

Existen varios tratamientos médico estéticos indicados para mejorar el tono vaginal : la radiofrecuencia o láser de tipo erbio o CO2 en el interior de las paredes vaginales. Se trata de un tratamiento casi indoloro que mejora la debilidad prematura de la musculatura vaginal. El ácido hialurónico de indicación vaginal es útil en la parte más exterior de este órgano para hidratar la zona y mejorar la elasticidad

Las mejoras en el clítoris suelen abordarse en quirófano, mediante la llamada clitoriplastia, la reducción del tamaño del clítoris o del capuchón del clítoris. Esto permite una mayor una mejor estética y una mejoría en la estimulación sexual.

 

Jordi Mir es cirujano estético en Clínicas Dorsia Virginia

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *