Cinco consejos de oro para lograr un buen bronceado

Ya en plena temporada estival, las playas y balnearios de toda Europa se colman de gente deseosa de descanso, diversión, mar y, cómo no, de mucho sol.

Si este verano quieres lucir un bronceado saludable, uniforme, intenso y luminoso toma nota de estos cinco consejos de oro.

Exfoliación

Para tener la piel preparada y lista para broncearse, la exfoliación es un paso previo que no debe pasarse por alto. El consejo es hacer una exfoliación en profundidad unos días antes de comenzar las vacaciones. Si te vas de viaje, no olvides retirar todas las células muertas y toxinas de la piel antes de exponerte al sol.

Se puede practicar en casa, sin necesidad de ir a ningún centro de estética, con una simple combinación de azúcar y aceite de almendras (o de oliva), pasando esta mezcla por todo el cuerpo con un suave masaje. La recomendación es repetir cada quince días. Este sencillo pero necesario gesto de belleza eliminará la descamación y dejará la piel lista para el bronceado.

 

 

Protección solar adecuada

Nunca está de más repetirlo. A la hora de exponerse al sol, hay que hacerlo con una protección solar adecuada. Si bien es necesario usar protección solar los 365 días del año, en la temporada de verano esto es aún más esencial. La aplicación del filtro solar protegerá contra los rayos nocivos del sol, prevendrá la aparición de manchas y asegurará un bronceado más parejo y duradero.

El factor de protección recomendado es de al menos 30 y no habrá que olvidar aplicarlo unos 20 a 30 minutos antes de la exposición. Así como repetir la operación cada dos horas, como tiempo intermedio máximo. Este es un paso insoslayable que no solo garantizará un dorado uniforme sino que cuidará la piel y retrasará el envejecimiento.

Sé moderado

Con el sol, más que con nada, hay que ser moderado y conocer los límites. No será cuestión de volverse moreno, sino de tomar un color agradable. Un tono dorado y saludable es lo que está de moda, nada de un bronceado intenso y poco saludable. En este sentido, habrá que tener especial atención con los días nublados, ya que aunque muchos se confíen, son en estos días cuando más uno se quema.

Alimentación

Los alimentos pro bronceado no deben faltar por estas fechas. En esta familia, destacan las zanahorias y demás hortalizas de color anaranjado, ya que son ricos en betacarotenos, precursores de vitamina A, necesaria para lograr un buen color en la piel. Mango, albaricoques, pimiento rojo, calabaza, níspero, canónigos, espinacas, berro, acelga o lechuga son otros alimentos ricos en este nutriente que bien fácilmente se pueden sumar a la dieta de verano.

Pero además, hay que tener presente que los alimentos ricos en vitamina C (tales como la naranja, limón, el pimiento rojo, o el kiwi) minimizan los daños provocados por los radicales libres, relacionados con el envejecimiento de la piel. También se aconseja incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina E, como los frutos secos, ya que este nutriente favorece la regeneración de la piel, además de poseer el efecto antioxidante de la vitamina C.

Por último, los alimentos con ácidos grasos omega 3, como los pescados azules o las nueces, mejoran la elasticidad de la piel y protegen por su efecto anti inflamatorio frente a las agresiones solares.

Dentro del listado de alimentos más ricos en antioxidantes, claves para evitar el fotoenvejecimiento destacan el aguacate (vitamina E), ciertas bayas como las moras, las fresas, las frambuesas, los arándanos (betacarotenos), el brécol o brócoli (betacarotenos, vitamina C, oligoelementos como zinc y selenio), el repollo y las coles (vitamina C), zanahorias (betacarotenos), los cítricos en general (vitamina C), las uvas (20 antioxidantes, incluido el resveratrol), las cebollas (especialmente las moradas, que contienen flavonoides), las espinacas (pro-vitamina A, C y E) y los tomates (licopenos).

 

Después del sol

También será necesario cuidar y rehidratar la piel después del sol, para ello se recomienda emplear una leche reparadora que contenga ácido hialurónico en su formulación para que, a largo plazo, disminuya los efectos nocivos del sol.

Otra buena medida es usar una after sun para rehidratar y prolongar el bronceado.

¡Disfruta de tus días de sol sin poner en peligro tu salud!

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *