Cinco claves para luchar contra la retención de líquidos

Con la llegada del verano, la energía positiva nos embarga, nuestro vestuario recupera su versión más colorida y divertida y disfrutamos luciendo bronceado. Sin embargo, dentro de esta corriente optimista también hay varios ‘peros’. La mayoría de ellos relacionados con la hinchazón y con la imposibilidad de disimularla con la ropa fresca y ajustada.

En la mayor parte de los casos, nuestra barriga se inflama a causa de la retención de líquidos y hoy os enseñaremos a luchar contra ella.

De la mano de los profesionales de Krissia, os trasladamos las cinco claves que debéis tener en cuenta para luchar y ganar la guerra contra la retención de líquidos. Tomar nota:

1. Evitar las grandes cantidades de sal para contrarrestar el nivel de sodio del organismo. Según nos explican desde Krissia, abusar del sodio es una de las principales causas de la retención de líquidos y es por ello por lo que es muy importante mantenerlo bien a raya evitando la sal y comiendo “alimentos que aporten potasio, como las frutas, los plátanos, el melón o la sandía”. Verduras como las alcachofas, los berros, las acelgas o la calabaza también nos ayudarán en nuestra tarea y contribuirán a que nuestra dieta sea sana y equilibrada.

2. Beber dos litros de agua al día. Cuando el cuerpo se siente hidratado, elimina los líquidos que previamente han sido acumulados. Es importante que nos fijemos en la etiqueta del agua mineral para comprobar que sus niveles de sodio no son muy elevados y que no bebamos más de cuatro litros al día, puesto que ni es bueno pasarse por defecto ni por exceso, que provocaría una retención de líquidos por “sobrecarga”.

3. Practicar ejercicio regularmente. Bastaría con que pudiéramos caminar, cada día, una media hora.

4. Evitar las prendas muy ajustadas. Además de ‘chivarse’ de la existencia de ‘barriguita’, también obstruyen la circulación y, por tanto, dificultan la adecuada expulsión de los líquidos.

5. Acabar las duchas con agua fría sobre las piernas. De esta manera mejoraremos nuestra circulación.

Como veis se trata de consejos que tendríamos que tener interiorizados tanto para evitar la retención de líquidos como para asegurarnos un estilo de vida saludable. Basta con que pongamos un poquito de nuestra parte para empezar a disfrutar de los resultados.

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *