Champús: el secreto para un pelo sano

El pelo es una de las señas de identidad que tiene toda mujer. Ya sea largo, corto, rizado, con volumen o fino, simboliza una de las pautas clave para demostrar belleza y sensualidad al primer golpe de vista. Por ello, es recomendable cuidar siempre nuestra melena con los mejores productos para que siempre esté bonita, pero para que sobre todo, el cuero cabelludo no sufra y esté completamente sano. Conseguirlo pasa por un proceso sencillo pero a la vez crucial, que tiene que ver con los que se escogen para el momento de la ducha.

A mayores de las posibles mascarillas, acondicionadores, y posteriores espumas  o fijadores que se utilicen, el protagonismo principal se lo llevan los champús, y es en quien nos debemos fijar si queremos ante todo un pelo sano. Para escoger el que más nos conviene, debemos estar pendientes del que realmente se adapte a nuestras necesidades:

–          Si tenemos el cabello teñido o con mechas, es recomendable utilizar un producto que no solo proteja el color, sino que actúe de una forma estabilizadora y de cobertura total, como es el caso de la propuesta de Montibello.

–          Si, por otra parte, nuestro pelo es demasiado fino o se ha estropeado durante el verano, sería bueno apostar por un champú Elvive de L’Oreal París, que ayuda a que se reconstruya desde la raíz a las puntas.

–          En el caso de tener un pelo frondoso pero exageradamente fosco, lo principal es contar con un champú que tenga la función de desenredo.

–          Si contamos con una melena completamente sana, y totalmente normal, es necesario que apostemos por los champús que tienen funciones como la protección contra los agentes medioambientales, que contribuirán a que no se abran sus puntas ni se estropeen durante los meses de invierno.

Imagenes: Montibello, L’Oreal

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *