Champú en seco, ¿sí o no?

Sí, el wet hair es algo de lo que antes huíamos, pero ahora se ha convertido en una tendencia a la alza, ¡hay que ver! Pero aunque el wet hair esté a la moda, no quiere decir que tengamos que llevar el pelo sucio continuamente, sino que quizás tengamos alguna licencia más a la hora de alargar el día de lavado. Y, en este punto es cuando entra en juego el famoso champú en seco del que tanto se está hablando últimamente. Pero, ¿son eficaces estos champús? ¿Cómo funcionan? Aquí van algunas claves y consejos que debes tener en cuenta antes de utilizarlos.

La primera es que hay de muchas marcas, así que es cuestión de ir probando y quedarse con el que mejor nos funcione según el tipo de cabello que tengamos. Otra cosa a tener en cuenta y, básica, es que el champú en seco debería utilizarse sólo en casos de emergencia y no como producto habitual. Es decir, debemos utilizarlo en casos de compromiso extremo.

imagen 2

El champú en seco suele ser en spray y hay que aplicarlo a unos 20 centímetros de la raíz, después de la aplicación es recomendable peinar el pelo para que no queden restos de producto, ya que suelen dejar puntitos de color blanco, siempre dependiendo del producto o marca.

Aunque sí es verdad que ya hay algunas marcas que diferencian por color de pelo y, en esos casos, el producto queda imperceptible. La duración del efecto vuelve a depender del tipo de pelo y la marca del producto, pero si lo aplicáis por la mañana, lo mejor es que por la noche o al día siguiente por la mañana os lavéis el pelo.

Sin duda, el champú en seco se puede convertir en un gran aliado en nuestras apretadas agendas, pero como no es oro todo lo que reluce, hay que ir con cuidado y no abusar de él.

¿Qué opináis vosotras? ¿Lo soléis utilizar?

Imágenes: Pinterest

Autor: Núria Ruiz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *