¿Caspa yo? ¡Eso nunca!

Anota todos los consejillos caseros para frenar la aparición de la casapa y presume sin complejos de melena.

Reconozcámoslo, tener caspa es una de las mayores desgracias que se
pueden tener. Pero no deja de ser un trastorno capilar muy usual y
tratable. No es necesario renunciar a volver a vestir de oscuro. Te
damos unos consejillos caseros para ayudar a aliviarla.

Cuando ya has recorrido todas las estanterías de farmacias y parafarmacias parece que no hay solución. Lo más importante es que no desistas y seas muy tenaz en los tratamientos. Si crees que no hay nada que te pueda ayudar visita a un dermatólogo para que te trate con productos más fuertes.

Pero si no te rindes apunta estos consejos:

– No uses agua muy caliente. El calor irrita el cuero cabelludo y responde generando más caspa.

– Enjuaga bien el cabello. No dejes ningún resto de champú, acondicionador o mascarilla.

– Usa un sencillo remedio, añade dos cucharadas colmadas de bicarbonato sódico, muy fácil de encontrar y muy económico, antes de enjuagarte. Deja actuar y aclara con mucho agua. El resultado es maravilloso.

– Fabrica tu propio champú anticaspa: Echa en un recipiente una cucharada de romero fresco, otra de tomillo y otra de salvia, y ponlas a hervir 10 minutos. Luego agrega 2 cucharadas de ortigas frescas y mantenlo en el fuego por otros dos minutos. Deja que se enfríe. Filtra el preparado y ponlo de nuevo al fuego añadiendo 5 cucharadas de jabón de Marsella hasta que se disuelva. Cuando esté frío puedes embotellarlo para que sea más práctico.

Autor: Ana Belen Pacheco redactora freelance

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. que es "salvia"?

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *