Buenas razones para incluir aceites naturales en tu rutina de belleza

Los aceites naturales son de beneficio para la salud, pero también para el cuidado de la piel y el cabello. En este artículo te contamos buenas razones para incluir algunos de ellos en tu rutina de belleza, empleándolos para distintos fines.

Aceite de coco

De todos, el aceite de coco es uno de los que mayor protagonismo ha ganado en este último tiempo gracias a sus ventajas: por caso, es ideal para lograr una hidratación profunda de la piel o incluso puede utilizarse como desmaquillante casero. Otros de sus posibles usos incluyen el usarlo como mascarilla para el cabello, ya que es un producto natural que no solo lo mantendrá saludable sino que también le aportará brillo. Lo recomendado es usar como si fuese un acondicionador en la misma ducha, dejar actuar dos minutos después del champú y enjuagar bien.

aceite coco

Aceite de argán

Otro producto estrella en belleza gracias a sus vitaminas y antioxidantes. Se utiliza tanto en la rutina de belleza como para las uñas y cabello. Es un compuesto que forma parte incluso de champús y otros productos cosméticos. Para el cabello, se aconseja aplicar una o dos gotas de aceite para evitar el frizz -solo ten cuidado en caso de tener el pelo graso de no sobrepasarte-.

En cuanto a las uñas, se puede aplicar en cada una un poco de este aceite y hacer un ligero masaje alrededor de la cutícula. Otro posible uso es en la piel para disminuir marcas y cicatrices.

aceite argan

Aceite de almendras

De dulce aroma, es excelente para hidratar y suavizar la piel. Un consejo consiste en sumar unas gotas de este aceite a una crema corporal neutra para hidratar y mejorar la piel. Aplica después de bañarte para obtener mejores resultados, ya que los poros se abren y dejan absorber mejor el producto.

Aceite de oliva

De sus beneficios en la alimentación se habla constantemente, pero sobre su uso tópico no tanto. Uno de ellos es para hidratar el cabello: se aconseja usar de medios a puntas, hacer una trenza para dejar actuar por unos diez minutos y luego enjuagar muy bien.

Imágenes: viviendosanos.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *