Blush: ¿Cuál es el que más te favorece?

Si hay una máxima en belleza, es que los pómulos marcados y rosados le dan ese toque perfecto y beauty a un look. Encontrar el blush que más se adapte a nuestras necesidades es todo un reto, ya que se trata de un producto de maquillaje que tiene una larga duración, ya que no es necesario aplicarlo en exceso. Para saber cuáles son los colores que mejor te van según tu rostro, y cómo aplicarlo dependiendo de la forma de nuestra cara, consulta lo siguiente:

¿Qué color elijo?

Rosa: Es el toque más romántico para unos pómulos dulces. Apenas se notará que llevas este producto de maquillaje, y tu piel estará sonrosada a la vez que natural.

Naranja o melocotón: Perfecto para esos momentos en los que queremos que nuestro rostro luzca sin que sea demasiado evidente su presencia.

Rojo o granate: Fundamental para noches de fiesta, eventos importantes o looks arriesgados. Le da ese punto sexy a cualquier maquillaje.

¿Cómo me aplico este color?

Ayudadas por una brocha lo suficientemente grande para no ser una esponja de ojos, y lo suficientemente mediana para no ser de polvos de sol o compactos, tenemos varias direcciones para el colorete dependiendo de nuestras necesidades:

-Si quiero que mi rostro parezca más afilado: Apuesta por un rojo o burgundy, y aplícalo de forma vertical, desde la comisura de los labios a las ‘manzanas’ de los pómulos. Así, tu cara se verá ópticamente mucho más fina.

-Si quiero que mi cara parezca más redonda: Escogiendo el color rosa, trata de maquillar justo la cara en esta zona en forma circular. Así, la atención se desviará justo a este lado de tu cara, y parecerá mucho más rellena.

-Si quiero que no se note que llevo mucho colorete: Sin duda, es el momento de utilizar un color anaranjado y aplicarlo con suaves toques de brocha sin llegar a marcar.

Imagen: cosasdebelleza.com 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *