Así son las tendencias en coloración para 2019

 

Las tendencias en coloración para este 2019 y las claves para escoger el mejor color en función de tu tono de piel. 

 

Tras una larga temporada de melenas largas, capeadas y con juegos de color, esta primavera-verano 2019 la tendencia más innovadora consiste en combinar el global colour con el corte geométrico.

 

Un tándem rompedor capaz de revelar el cambio de look sin por ello perder brillo ni movimiento en el cabello.

Todo un acierto que pudimos ver recientemente en la mismísima Irina Shayk en los Globos de Oro 2019 con un encantador toque afrancesado.

 

 

 

 

 

Pero un cambio como este requiere unas manos expertas, y por ello nadie mejor que el Salón In-Viso.

Toda una garantía en el arte de la coloración gracias a su rigor con la calidad y su precisión con la técnica.

 

Huye de productos dañinos para nuestro organismo o el planeta –optando por las mejores sustancias ecológicas que nos ofrece la tierra–  y estudia meticulosamente el cabello de cada cliente hasta elegir lo más beneficioso para él.

 

Además del global colour, In-Viso sigue apostando por las mechas de luz y más luz “colpi di luce”.

En versiones ilimitadas de colores vibrantes situadas en puntos estratégicos del cabello y siempre enfocadas al corte: dorados, vainilla, bronce, caramelo…

 

 

 

 

 

“El ‘colpi de luce scuro’ es ideal en cabellos finos y aporta ópticamente más densidad, rompiendo y dando fuerza a los cobres intensos y rojizos que también irán ganando protagonismo este año”, apunta Gema Eguiluz, de Salón In-Viso.

 

 

En cuanto a los colores pastel en In-Viso están convencidos de que el rosa será un éxito seguro, con numerosas famosas decantándose ya por él.

Pero esta ocasión es imprescindible un fondo rubio para lograrlo al igual que el toasted coconut, el rubio degradado al máximo, con tonalidades gélidas y frías.

 

 

 

 

 

 

Claves para la elección correcta del color. 

Detectar si nuestra piel es cálida.

Lo que se afirma si las venas son más verdosas, se recomienda un tono frío de cabello.

 

Si por el contrario nuestra piel es fría (se detecta si nuestras venas son azuladas), se aconseja un tono cálido de cabello.

 

Una piel clarita, rosada, sensible es mejor que se decante por tonos que no sean demasiado vivos o encendidos porque ya la piel tiende a iluminar mucho.

Por ello los tonos fríos son perfectos, pero los cobres o rojizos no los recomendamos a no ser que a la persona le guste y, en ese caso, se puede corregir el tono de piel con el maquillaje.

 

Las pieles pecosas o que tienen machas deben optar por colores cálidos como tonos tierra o arena.

 

Para las pieles cetrinas, que son pieles apagadas, verdosas, que en invierno no son vivas, se recomienda un tono cálido, bronce.

Sin embargo, este tipo de pieles en verano, si cogen un poco de sol, adquieren un color muy bonito y pueden permitirse tonos más fríos.

 

 

Los tonos planos siempre van a acentuar lo que quieres ocultar.

Por ejemplo, si tienes rojeces, pecas u ojeras muy oscuras, un tono plano potenciará dichos defectos.

 

Es muy importante que antes de elegir el color tengamos muy claro cómo es nuestra piel, si tenemos canas, qué solemos maquillarnos, etc, y tampoco debemos olvidar la técnica que se elija.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Salón In-Viso

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *