Aprende a aplicarte el tinte en casa

Es un hecho que a todas Nosotras nos ha pasado más de una vez: has pasado por un espejo lo suficientemente alto y te has visto unas canas que no deberían estar ahí. O peor aún, alguien te ha dicho que te hace falta teñirte, que vaya entradas de tonalidades que tienes. Sea por las canas o porque nuestro color natural acecha, es necesario que siempre tengamos claro que esto puede pasar, y que muchas veces no tendremos tiempo ni presupuesto para ir a la peluquería. Por ello, debemos tener siempre a punto un plan B de belleza: saber cómo teñirnos en casa.

Para empezar, una vez que tengamos el producto en sí con Nosotras, tenemos que ponernos manos a la obra. En un primer orden de cosas, no podemos dejar de lado el hecho de que tener a mano unos guantes de plástico será lo más importante, ya que podemos ponernos perdidas con la pintura en cuestión. Lo mismo que la ropa, es mejor que nos pongamos una bata o un delantal para que no se nos estropee.

Es mejor que nos separemos por mechones la melena, esto será mucho más fácil a la hora de establecer el tinte por cada una de las zonas: el flequillo, la parte inferior, las puntas, el grueso del cuero cabelludo… Así, sabremos qué parte del pelo está ya teñida y cuál no.

Después, es necesario empezar con el ritual: mezclamos la crema colorante con el líquido que venga en el tinte en cuestión –todo dependerá del que compremos, y es necesario seguir sus instrucciones- y lo removemos en un bol también de plástico. Después, mirándonos siempre en un espejo, tendremos que ir tiñendo con ayuda de la brocha cada parte que hayamos recogido con las pinzas. Después, tendremos que esperar unos minutos pertinentes para proceder al aclarado. ¡Y estaremos perfectas!

Imagen: Hotel Útil

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *