Antiojeras: un producto multiusos

Muchas veces, a la hora de ponernos a maquillar nuestro rostro, olvidamos que hay ciertos productos que podemos utilizar para más de un uso, o para más de una zona de nuestra cara. En este caso nos referimos al antiojeras, o al corrector que utilizamos para esconder estos signos de fatiga, estrés o falta de sueño. Aunque es cierto que contar con uno de ellos es fundamental para que nos pueda tapar esto, también es recomendable que siempre tengamos disponible este producto para darle usos diferentes. ¿Cuáles son?

Puede actuar como base de maquillaje si no es demasiado dura. Es decir, si hemos conseguido un tono de antiojeras exactamente igual al de nuestra piel o al del fondo de make up que utilizamos normalmente, y hemos conseguido hacernos con uno que sea realmente cremoso, ¿por qué no utilizarlo como maquillaje al uso? Evidentemente, no podremos utilizarlo en cantidades industriales, pero sí adaptarlo de forma suave para que nos cubra todo el rostro y que tengamos mejor aspecto sin parecer que vamos demasiado pintadas.

Por otra parte, también se puede utilizar como prebase para una sombra de ojos. Si no tenemos un producto como tal que proteja nuestro párpado de la presencia de sombras o eyeliner, podemos utilizar el corrector en esta zona de nuestros ojos. Así, también la pintura quedará mucho más uniforme que si no echamos absolutamente nada. ¿Para qué más puede servir un corrector? Aunque parezca increíble, también puede usarse sobre los labios. Si es demasiado claro, por supuesto que no nos servirá de labial como tal, pero sí de base para aplicar posteriormente el color que hayamos elegido en nuestro lipstick habitual.

Por supuesto, no podemos olvidar que se trata de un corrector, y servirá para disimular manchas, arrugas y acné. Si lo utilizamos en pequeñas dosis, puede convertirse en un gran aliado.

Imagen: Cremitas

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Gracias por el post.
    No sabía de estos múltiples usos. Bueno saberlos.
    Besitos

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *