¿Disimular o modificar tus facciones?

Lo que vemos frente al espejo no siempre nos gusta. Nuestras facciones son las que son, pero disimular o cambiar alguna de nuestras zonas del rostro solo requiere de algunos trucos o, si se quiere algo radical y para toda la vida, de un golpe de bisturí, ¿qué vas a elegir?

Modificar las facciones puede cambiar sustancialmente nuestra expresión y nuestro rostro, es por esa razón que muchas personas prefieren probar trucos de belleza con los que poder modificar estas partes que menos le gustan de su cara o cuerpo, antes de arriesgarse a pasar por la cirugía.

A pesar de ello, si estas facciones o partes corporales nos están causando un trastorno psicológico y somos realmente incapaces de vernos frente al espejo, es entonces cuando la cirugía se vuelve una opción totalmente factible y de salud para nosotras. Como queremos tener en cuenta ambas posturas, aquí os dejamos algunos trucos para disimular las zonas más conflictivas de nuestro rostro, y a la vez su alternativa quirúrgica, para las que busquen algo más definitivo.

1.Para las cejas:

Si eres de las que sueña con unas cejas más pobladas y definidas, un truco recomendado es realizarte unas plantillas. Con ellas te será más fácil rellenarlas a base de lápices para cejas o sombras, además de quedar la misma forma en ambos lados.

Si en cambio tu problema es que las tienes demasiado cortas y con falta de pelo, una opción -antes de recurrir al micro injerto -, seria el ‘microblanding’, que consiste en la pigmentación semipermanente de las cejas. Dura entre seis y doce meses.

¿Buscas un cambio que te haga olvidar el problema de tus cejas? Pues no hay otra, la microinjerción es tu tratamiento. Puedes hacerlo con tu propio pelo. Te extraen el folículo piloso del pelo para implantarlo en la zona despoblada de las cejas. Solo tarda 13 semanas en salir el pelo natural, y valdrá la pena la espera.

2.Para los párpados:

En maquillaje se juega con los claro oscuros para disimular los problemas con los párpados -en el centro del párpado móvil y bajo el arco la sombra clara para levantar la mirada, la oscura mejor en el pliegue para dar profundidad-. Si aún así la gravedad sigue apagando tus párpados y no quieres recurrir a la cirugía, hay una técnica llamada Blefaroplasma, que consiste en eliminar la piel de los párpados sin utilizar bisturí, ¿cómo? Utilizando plasma fraccionado -indoloro para el paciente-. Si esto no te convence o tu problema de párpados es realmente acusado, lo mejor es que finalmente recurras al lifting, así eliminas esa piel caída mediante incisiones en la parte del cabello.

3.Para la nariz:

El maquillaje puede conseguir que nuestra nariz parezca más fina de lo que es. Muchos trucos beauty como el contouring consiguen esta finalidad. Pero cuando el maquillaje extremado no va con nosotras, y el quirófano se nos resiste, la alternativa ha de ser otra, y tranquilas porque existe. Hay ciertos productos inyectables que pueden arreglar una punta caída, o estrechas la zona facial mediante láser, etc. El acido hialurónico puede utilizarse en esta zona facial también, por ejemplo para retocar un caballete pronunciado. Si estos trucos no solucionan tu complejo, el único camino que te queda es la rinoplastia -en España la cirugía nasal suma el 20% de las operaciones solicitadas-.

4.Para los labios

Lo primero que solemos probar para dar volumen a nuestros labios en un gloss jugoso que nos dé volumen. Las facciones faciales han de limpiarse y exfoliarse bien antes de someterlas a cualquier tratamiento y los labios no son una excepción. Exfoliarlos, hidratarlos, usar retinol y darle un toque de brillo, son los pasos que te recomendamos que sigas para darles volumen.

De todas formas, lo que parece que se ha puesto de moda, y que nos quita tiempo de rutina de belleza, es la infiltracion de ácido hialuronico que consigue un mayor volumen durante 3 o 6 meses. La cirugía de silicona está casi obsoleta con tratamientos como el anterior, ya que tiene mayores riesgos.

5.Para el mentón

Para terminar con la barbilla o el doble mentón, si era muy acusado, se solía utilizar una mascarilla tipo flash. Ahora las formulas han mejorado gracias a las técnicas coreanas de las que beben y el efecto lifting se consigue a base de mascarillas o cremas. Si se prefiere o se requiere, una técnica algo más fuerte -sin ser quirúrgica-, es la Intralipoterapia. Consiste en eliminar la grasa del doble mentón a partir de una inyección de Aqualyx -capaz de aumentar la velocidad del quemado de lípidos de la zona-.

Ya sea con trucos o dentro del quirófano, las facciones que nos están causando incomodidad inseguridad pueden modificarse. Que no cunda le pánico, todo tiene arreglo y estar bellas es también una cuestión mental.

Imágenes: elle.es

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *