15 datos que desconocías sobre el perfume

 

Perfume: 15 datos que seguro que desconoces sobre el

 

Cuando se trata de olores los seres humanos reaccionamos de formas variadísimas.

 

Hay gente a la que le gusta el olor a naftalina, a otros el olor a quemado….

Sobre olores, no hay nada escrito y hay tantos olores como gente en el mundo, más…

El perfume debería ser algo único, y quizá lo es gracias a que en diferentes pieles cambia radicalmente. 

 

No es obligatorio perfumarse, pero no cabe duda de que el perfume refuerza la personalidad del individuo como un complemento invisible que afecta a los sentidos y a las emociones.

Bionike os ofrece las claves históricas, sociales y biológicas del perfume.

Además, presenta su perfume So Pure, la solución perfecta para todos los alérgicos que, hasta ahora, no podían perfumarse.

 

 

 

Sigue leyendo…

 

1.       Hace algunos años, la importancia del sistema límbico era totalmente desconocida.

Hoy en día sabemos que une recuerdos, emociones y aromas.

El sistema límbico está conectado íntimamente con nuestra memoria a largo plazo.  

 

La región olfatoria que está situada en la parte superior de la cavidad nasal.

Es el contacto entre el sistema límbico situado en el cerebro y el mundo exterior. 

En el momento de inhalar con la nariz suceden una serie emociones, sensaciones y recuerdos que hacen que el olor nos agrade o a veces todo lo contrario.

 

2.       La palabra perfume (proveniente del latín per, «por» y fumare, «a través de humo») hacía referencia, a la sustancia aromática que desprendía un humo fragante al ser quemada.

 

3.       Los sumerios fueron los que crearon el primer sistema de escritura del mundo.

Pero también, los primeros en fabricar ruedas y los que desarrollaron por primera vez ungüentos y perfumes 3500 años antes de Cristo. 

 

 

 

 

4.       La primera civilización que utilizó perfume regularmente fue Egipto.

Se volvió una obsesión nacional hacia el año 1558 a.C.

No obstante, Cleopatra fue la quintaesencia de los artistas del perfume.

 

5.       Los gladiadores, antes de salir a combate, perfumaban cada parte de su cuerpo con una loción aromática diferente.

En la antigua Roma la obsesión llegó a ser tal, que tanto hombres como mujeres tomaban baños de perfume.

 

6.       En el palacio de Luis XV, los criados bañaban a las palomas en distintos perfumes y las dejaban libres durante las fiestas.

Esparcían los aromas cuando volaban por los salones y pasillos.

A pesar de la elegancia de sus trajes, el lujo y la extravagancia reinante, necesitaban disimular su tremenda falta de higiene y los malos olores generales de la época con «disfraces olorosos».

 

 

 

 

 

7.       Los estudios realizados indican que las personas que se perfuman tienen un mejor concepto de sí mismas que las que no lo hacen.

Asimismo, estos mismos estudios revelan que:

Las personas que pretenden destacar socialmente consumen varios perfumes diferentes.

Y, en cambio, las personas que quieren pasar desapercibidas, utilizan siempre el mismo.

 

8.       En la piel existen diferentes tipos de acidez, denominado Nivel de PH.

Aunque estos niveles de PH varían de forma mínima entre persona y persona.

Suficiente para que uno o varios de los ingredientes que conforman la fragancia, interactúe de manera diferente en cada piel.

 

9.       Normalmente, las pieles blancas tienden a ser secas, por lo que los aceites corporales son escasos, haciendo que la fragancia dure poco tiempo.

Las personas de tez muy blanca o rubia, deben aplicarse el perfume varias veces durante el día.

A este tipo de personas les convienen los aromas frescos y estimulantes.

 

10.   En las personas morenas o de cutis graso, los perfumes perdurarán por mucho más tiempo.

Su química interactúa más intensamente con su fragancia.

Los perfumes intensos, florales o cítricos, a base de civeta, tabaco, almizcle, ámbar, incienso y rosas, les acomodan muy bien.

 

 

 

 

11.   Eau de cologne: es una solución compuesta por alrededor de 3% de perfume en una base de alcohol y agua.

Invariablemente es mucho más liviana que un perfume concentrado.

 

12.   Eau de toilette: es una solución de perfume en una base de agua o de alcohol con un contenido de entre 3% y 8% de compuesto de perfume.

Menos concentrada que la eau de parfum, suele ser utilizada para crear una versión más suave de una fragancia. 

 

13.   Eau de parfum: es una solución de perfume en alcohol conteniendo entre un 10% y 15% de perfume. 

 

14.   Perfume: es la forma más concentrada de una fragancia, conteniendo entre un 20% y 50% de perfume.

Es la opción más fuerte y más duradera, tanto como la más costosa. 

 

15.   Las españolas son las que más se perfuman de Europa, seguidas de las Italianas y francesas

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *