Tras la baja por maternidad, ¿cómo alimento a mi hijo?

Tras charlas, libros y foros hablando de las proezas de la
lactancia materna, cuando se terminan las 16 semanas de baja por maternidad,
nos asaltan mil dudas sobre la conveniencia o no de seguir alimentando de forma
natural a nuestro pequeño. Si decides continuar con este tipo de alimentación,
recomendada por los expertos hasta los 6 meses en exclusividad, te damos las
claves.

Al comenzar nuestra rutina diaria de trabajo, si decidimos
seguir alimentando de forma exclusiva a nuestro retoño con leche materna, la opción
es su extracción y congelación. Para conservar sus propiedades y seguir
beneficiando a nuestro hijo de todos los beneficios que tiene este tipo de
alimento, hay que seguir una serie de pasos.

Extracción de la
leche

Lo primero es tener buena higiene en manos, aparato de
extracción y recipiente de almacenamiento.

La extracción de la leche humana puede realizarse de forma manual o con un sacaleches para ser
utilizada cuando las circunstancias impidan que estés con tu bebé. La primera
suele emplearse para la mejor alternativa.

La práctica facilitará la extracción y reducirá su tiempo de
realización.

Extractor de leche de la firma Avent

Almacenamiento de la
leche

Una vez extraída la leche y almacenada en un recipiente, de
plástico duro o vidrio apto para alimentos, o bolsas especiales para ello, debidamente
lavado, se procede a su congelación en función del tipo de leche o del tiempo
de extracción. Nunca debemos olvidar poner la fecha de extracción.

  • Calostro. Se puede guardar a temperatura
    de 27-32 grados durante 12-24 horas.
  • Leche madura. En función de la
    temperatura a la que la conservemos se podrá conservar más o menos tiempo:

A 15
ºC: 24 horas

A 19
– 22 ºC: 10 horas

A 25
ºC: de 4 a
8 horas

Refrigerada
entre 0 y 4 ºC: de 5 a
8 días

Si la
leche ha sido congelada y posteriormente descongelada, se puede mantener en la
nevera hasta 24 horas.

Leche refrigerada

En un
congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas.

En un
congelador que es parte de la nevera pero con puerta separada (tipo combi): 3
-4 meses.

En un
congelador separado, tipo comercial con temperatura constante de -19 grados C:
6 meses o más.

Preparar la leche almacenada

Los pasos a
seguir son los siguientes:

  • Descongelar y calentar la leche
    bajo agua tibia corriente o sumergiéndola en un recipiente con agua tibia.
  • La leche nunca debe hervir.
  • Agitar la leche antes de comprobar
    la temperatura.
  • Nunca usar el microondas para
    calentar leche materna.

Autor: Patricia Galindo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *