Ser madre a los 40 ¡Pierde el miedo!

Ser madre es una de las experiencias más gratificantes y memorables para una mujer. Sin embargo, cuando los años avanzan, no lo hacen en balde y el cuerpo empieza a sufrir algunos cambios, en algunos casos  más predominantes que en otros, con lo que el embarazo tardío implica un riesgo en la integridad de la embarazada.

Esto es debido a que el cuerpo ya no está en las mismas condiciones que con unos años menos. Pero no quiere decir que no pueda ni mucho menos tener descendencia. Lo que sí esta claro es que a partir de los 40 deberá andarse con más ojo, pues cada año que pase se irá poniendo cada vez más complicado.

Por ejemplo, no es lo mismo pretender tenerlos con 40 que con 45. En esa edad el cuerpo ya se está preparando para la siguiente fase de madurez y cada año que se pierda será difícil recuperarlo, pero aún así se debe intentar con fuerza, y optimismo.

Se debe ir al especialista regularmente a que efectúe revisiones periódicas y que nos dé consejos y herramientas para poder concebir por ti misma. El problema es que 15 años antes de la menopausia, el cuerpo femenino ya comienza a descender la producción de óvulos, por lo que embarazarse en una edad tardía puede causar malformaciones y abortos.

Pero no todo son desventajas, según estudios quedarse embarazada con 40 años, no sólo es la mejor idea, sino que la mujer está más preparada psicológicamente para ser madre que una de veinte. Tanto para darle el pecho, como para criarlo y educarlo. Esto es básicamente porque la madurez le ha añadido un conocimiento mayor para afrontar los problemas y saber como actuar.

En caso de vivir con una pareja también es muy ventajoso el tener cierta edad. Porque significa que la pareja ya lleva tiempo conociéndose y saben tratarse con respeto mutuo.

Y la ventaja económica, que aunque parezca que no es importante en el amor y la descendencia, lo es y mucho. Y es que, a cierta edad, ya se tiene una experiencia de muchos años y normalmente la solvencia económica es mucho mejor que las de las personas jóvenes.

Imagen: mujeressincomplejos.com.

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *