Problemas del sueño durante el embarazo¿Es normal?

El trastorno del sueño durante el embarazo es algo común.

Según estudios realizados, más del 85% de las embarazadas padecen cambios en su patrón de sueño en algún momento de la gestación.

Puede ocurrir porque el bebé está creciendo y es difícil encontrar una posición cómoda. El hecho de cambiar de postura en la cama te irá resultando más difícil a medida que el embarazo avanza y tu cuerpo vaya aumentando de tamaño.

¿Qué provoca insomnio durante el embarazo?

  • Necesidad de orinar con más frecuencia: Las hormonas son las responsables de la mayoría de los síntomas, sobre todo en el primer y en el tercer trimestre. Al aumentar la progesterona puedes ir al baño varias veces durante la noche. Los riñones tienden a filtrar hasta un 50% más de sangre, lo que se traduce en un aumento de la orina. También a medida que el bebé va creciendo el útero aumenta de tamaño y la presión que se ejerce sobre la vejiga aumentará.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca: El ritmo cardíaco aumenta para bombear más sangre y a llegar mayor cantidad de sangre al útero. Esto puede dificultar tu sueño y descanso.
  • Dolores y molestias: Calambres en las piernas o dolores en la espalda, causados por el peso extra que estás cargando.
  • Acidez estomacal y estreñimiento: El sistema digestivo se vuelve lento, el contenido del estómago hace reflujo y sube hacia el esófago. El funcionamiento del aparato digestivo se ralentiza y provoca acidez y estreñimiento.
  • Dificultad para respirar: A medida que crece, el bebé ocupa más espacio y puede ejercer presión sobre el diafragma, el músculo que está debajo de los pulmones. Tal vez tienes la sensación que te debes esforzar más al inspirar.
  • El estrés y los sueños: Sueños vividos y pesadillas son comunes durante el embarazo. Las mujeres se preocupan más de lo habitual y eso puede provocar desvelos por la noche.

Consejos para dormir durante el embarazo

  • Desarrolla una rutina de descanso. Intenta acostarte y levantarte cada día a la misma hora.
  • Realiza algo relajante como leer o tomar una bebida caliente sin cafeína, leche con miel o una infusión.
  • Practica yoga o técnicas de relajación. Te ayudarán a reducir el estrés y  a descansar mejor
  • Trata de no consumir azúcar durante la tarde o la noche.
  • Practica ejercicio físico, pero evita hacerlo antes de acostarte. El mejor momento por la mañana o por la tarde.

 

 

El embarazo es un período de cambios que también afectan el sueño.

Es un problema de lo más común que si perdura en el tiempo deberías consultar con tu médico.

¡Dormir es fundamental para disfrutar de un embarazo saludable!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *