Cómo preparar a un niño para la llegada de un hermano

Es muy común que cuando una pareja tiene a su segundo niño, el primogénito se ve desplazado y por ello siente celos del pequeño. Estos celos pueden desaparecer con el tiempo, mantenerse o incluso incrementarse, causando conflictos de diversas magnitudes. Ante un brote de celos, la actuación de los padres es necesaria e imprescindible, pero a veces no saben exactamente como deben actuar o qué hacer.

Las siguientes indicaciones te facilitarán la tarea y te guiarán en ese aspecto:

  • En primer lugar, es necesario dedicarle tiempo a todos los hijos, pues, aunque los que estén más mayores son más independientes y necesitan menos cuidados, pasar tiempo con ellos les dará la sensación de que sus padres no los han dejado de lado y que los quieren al igual que a sus hermanos menores.

hermanos

  • Organizar actividades para que ellos fraternicen, ya sea realizándolas en familia o bien enviándolos juntos a campamentos, apuntándolos a deportes en pareja donde formen equipo, etc.
  • Cada niño es diferente y mientras que a uno se le da bien las matemáticas, al otro se le da bien el inglés…Haz que vean sus capacidades como complementarias para uno y otro, en lugar de que sean utilizadas para la competitividad entre ambos. De este modo, se apoyarán donde el otro flaquee en lugar de competir entre sí.
  • Evita que rivalicen, pues la rivalidad entre ellos hará únicamente que se distancien entre sí, viéndose como enemigos en lugar que como hermanos. Es imprescindible no tener preferencias por ninguno de los niños, sea por el motivo que sea – incluso por enfermedad-, ya que la preferencia de uno de los hermanos, probablemente despierte los celos de su hermano o incluso cause otro tipo de problemas en la mente infantil.

Los recursos mencionados son para evitar los celos, no obstante, si ya están presentes, hay que tomar medidas. Castigarle o recriminarle su actitud puede aumentar los problemas, de modo que para condicionarlos, se debe actuar hablando con él de la igualdad entre ellos, del amor de los padres por los dos, del compañerismo…Además, es necesario encomendarles la elaboración de tareas juntos, proponer juegos que tengan que realizar ambos y en general fomentar su compañerismo.

Imágenes: bebesencamino/entrechiquitines

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *