Peques ¡Descubre su alimentación más saludable!

Los niños a veces son una calamidad a la hora de alimentarlos de forma sana; pero con unos consejos prácticos podremos facilitarnos una rutina de alimentos que, con el tiempo, aceptarán. Ya verás como dentro de unos meses preferirán a las comidas rápidas y saturadas grasas y azúcares. ¡La cuestión es habituarlos!

Imparte con el ejemplo, porque somos el espejo donde los pequeños se miran, debes darle una comida sana, rica en verduras, pescados, legumbres y carne sin grasa, beneficiándote, además, que tanto niños como mayores se verán beneficiados de una mejor salud.

Ofrecer porciones pequeñas, sobre todo si son niños pequeños, ya que así los acostumbramos a raciones indicadas a su tamaño. Y en caso de que se queden con hambre, podemos servirle un poco más. Así se evita la glotonería y se infunde a comer lo necesario para que su cuerpo siga funcionando y creciendo.
Algunos niños son difíciles o dificultosos a la hora de comer, a este tipo de pequeños, más que a otros, hay que inculcarles la costumbre de cinco comidas diarias moderadas y sentarse con ellos en el almuerzo y la cena. Hay que tener mucha paciencia ir alimentándolos poco a poco.
Otros pequeñajos contraen la manía de querer repetir una comida todos los días, esto ocurre como con los juguetes, libros o cine, entre otro. Si la comida que quieren repetir es saludable, no supone ningún problema. Se puede dejar consumirla hasta que “se aburra” de su manía.
El desayuno debe ser completo, pero no hay que darle alimentos con demasiadas calorías o altos en grasas, pues está demostrado que acostumbrar al niño a desayunar correctamente le beneficia en su crecimiento y además reduce la obesidad infantil. Por ello, tendremos que estar muy pendientes en lo que ingiere en las primeras horas de la  mañana.

El desayuno ideal es aquel compuesto por un vaso de leche, fruta e hidratos de carbono, que le darán energía suficiente hasta el mediodía y que al llegar media mañana, solo necesiten un tentempié. Siguiendo estas propuestas podemos alimentar sanamente a los niños y evitar la desnutrición y la obesidad infantil que es un mal que cada día va en aumento en España.

Imagen: Salud180.

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *