Niños: ¿Dolor de espalda a los 10 años?

A partir de los 10 años aumenta el riesgo de que los niños sufran dolor de espalda. A los 15 años, más del 50% de los niños y casi el 70% de las niñas lo han tenido alguna vez en su vida. Padecerlo a estos edades aumenta el riesgo de sufrirlo de manera crónica y padecer limitaciones de adulto. De ahí la importancia de aplicar medidas de prevención que son eficaces en esa edad.

Medidas de prevención en la infancia:

  • El peso de la mochila que transporte el escolar no debe superar el 10% de su peso corporal. Si el niño debe cargar el material lo mejor es que no transporte ese peso. Si lleva una mochila con ruedas, perfecto; si, por el contrario, la lleva colgada de la espalda, es aconsejable colocarla relativamente baja, entre la zona lumbar y las caderas.
  • La actividad física y el ejercicio son indispensables para que  la columna vertebral adquiera su forma definitiva y tienen un efecto positivo para la prevención y tratamiento del dolor de espalda. El sedentarismo dificulta el desarrollo óseo normal de la columna vertebral, conlleva la pérdida de fuerza y resistencia muscular y hace que la espalda sea más vulnerable.
  • Los niños que practican deporte a nivel competitivo han de seguir a rajatabla los consejos de sus entrenadores.
  • El dolor de espalda no se debe normalmente a ningún problema serio, pero conviene ir al médico si dura más de 14 días.
  • Si se sufre dolor de espalda, el reposo en cama es inútil y perjudicial. Por el contrario, conviene evitarlo y mantener el mayor grado de actividad que permita el dolor. El reposo en cama prolonga el episodio doloroso.
Imágenes:Pinterest

Autor: Sara Sánchez

Comparte esta noticia en