Mitos y verdades sobre la depresión post parto

La llamada “depresión post parto” existe, y es muy frecuente entre las flamantes madres.

Aunque hay mucha información sobre ella, parece que hoy en día sigue siendo tema tabú. En esta ocasión, analizaremos algunos mitos y verdades sobre la depresión post parto.

Puede aparecer incluso durante el embarazo

Aunque suele aparecer con mayor fuerza después del parto, sí es cierto que pueden aparecer ciertos síntomas durante la gestación, especialmente durante el último tramo

Síntomas como falta de apetito, insomnio, irritación y ansiedad pueden ser señales tempranas de depresión post parto.

La sufren las mujeres débiles que no están listas para la maternidad

Mito. Incluso la mujer más preparada mental y emocionalmente para ser madre puede sufrirla, ya que el incremento y revolución hormonal puede afectar a cualquiera y no tiene nada que ver con la naturaleza y el carácter de la persona.

 

 

Sentir no estar lista para cuidar al bebé

Es absolutamente normal durante esta primera etapa de la maternidad. El no sentirse segura sobre cómo cuidar al pequeño y el hecho de no poder regresar a la rutina son síntomas frecuentes durante la depresión post parto.

La mayor parte de las mujeres no lo hablan para no sentirse juzgadas

Las imágenes de madres radiantes y sonrientes, así como la presión social y las creencias con respecto a la maternidad ideal, suelen hacer que muchas mujeres que pasan por esta situación no lo hablen con otros o lo mantengan en secreto por temor a ser tachadas de “malas madres” o a ser juzgadas.

Sin embargo, bueno sería poder abrirse y compartir con otros las sensaciones encontradas que, muchas veces, duelen y ocasionan malestar emocional.

Sentirse sola cuando en realidad no lo estás

Es normal sentirse sola durante esta etapa, aunque se esté rodeada de gente y se cuente con apoyo.

Es una sensación de desasosiego y soledad que habrá que aprender a sobrellevar.

Muchas veces, la reciente madre siente que nadie la podrá comprender y que no recibe el respaldo y sostén emocional necesarios.

 

 

A veces, se requiere de ayuda extra

La fuerza de voluntad puede no ser suficiente. Los cambios, tanto internos como externos, pueden hacer que muchas veces se requiera de ayuda externa, y eso no significa que se sea débil.

Hacer terapia será de gran ayuda para poder interpretar sentimientos y actitudes, además de dar la contención que se necesita para lograr superar la depresión post parto.

Es necesario tomarse un tiempo para uno mismo

Las madres también necesitan tiempo para ellas y eso no las hace malas madres, al contrario, es lo que necesitan para tomar aire, centrarse y seguir con más energía y amor.

Se puede superar

Esto debes tenerlo bien presente: todo es transitorio y la depresión post parto se puede superar.

Cuando te quieras acordar, ya habrá pasado y estarás disfrutando plenamente de tu bebé y de tu nuevo estilo de vida.

Imágenes: Pixabay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *