Mindfulness en el hogar, la nueva tendencia para sobrellevar el estrés del mes de la “Vuelta al cole”

Cada vez más familias practican mindfulness, meditación o yoga para mejorar la calidad de vida en el hogar.

El mindfulness ayuda a convertir el hogar en un lugar de relajación, en el que desconectar del estrés laboral, fomentando una convivencia armoniosa.

La práctica del Mindfulness ha conquistado empresas, profesionales y directivos, y ahora llega a los hogares familiares.

Cada vez son más las familias que introducen la práctica de la meditación para crear en el hogar un lugar de paz y relajación, donde desconectar del estrés laboral, a la vez que se estrechan los lazos afectivos y se contribuye a la educación y el desarrollo de los más pequeños de la casa.

El mes de septiembre es un mes de vuelta a la rutina tras las vacaciones de verano. Con este regreso vuelve el estrés de las exigencias profesionales, escolares y hogareñas.

Además, el cambio de estación propicia en muchos casos depresión posvacacional. Esta convergencia de factores puede desembocar en conflictos familiares, generando un clima adverso en el hogar, que deteriora nuestra calidad de vida personal y profesional. Por este motivo muchas familias recurren a herramientas como el Mindfulness.

Mindfulness contra los conflictos habituales en el hogar

Según Allende Villorejo de Landia, directora de Mente y Vida, “El Mindfulness desarrolla autoconocimiento y autocontrol, ayudándonos a no reaccionar de forma excesiva o inadecuada a las situaciones estresantes, que son origen de un alto porcentaje de los conflictos cotidianos. El contraste entre los placeres y la relajación que disfrutamos durante las vacaciones de verano, y las tensiones y demandas que vivimos con la vuelta a las rutinas del invierno genera un elevado desgaste mental y emocional que nos precipitan a la impulsividad y el conflicto. La práctica cotidiana del Mindfulness nos ayuda a aceptar los cambios e interpretar nuestras señales internas, respondiendo a las situaciones de forma eficaz, en lugar de reaccionar de forma instintiva” concluye Allende.

“La meditación sin ninguna duda ayuda a las familias a tener una convivencia mucho más sana y con menos conflictos si se practica entre todos los miembros”.

Según Mente y Vida, muchos de los conflictos que surgen en el hogar tienen su origen en problemas de comunicación entre miembros de la familia, ya sea entre padres e hijos, entre hermanos o entre los propios progenitores.

“A menudo experimentamos problema de comunicación, bien porque no sabemos ponernos en el punto de vista de la otra parte, o porque, aunque pueda resultar sorprendente, no sabemos escucharnos a nosotros mismos, conocer nuestras verdaderas necesidades emocionales y expresarlas correctamente”, explica Allende.

El autoconocimiento o la empatía son pilares fundamentales de la Inteligencia Emocional. La práctica diaria de Mindfulness nos ayuda a desarrollar estas capacidades clave”.

Otra de las principales fuentes de conflicto en el hogar contemporáneo es la falta de un estilo de liderazgo definido, acompañado por habilidades de liderazgo acordes.

 

 

Según Allende “La generación de los “Baby Boomers” -los nacidos antes de 1960- fue criada con un estilo de liderazgo autoritario, los padres, los adultos en general, eran observados por los niños como figuras de autoridad incuestionable, pero los importantes cambios sociales experimentados desde entonces han relegado este estilo a la obsolescencia.

“El problema es que el liderazgo autoritario ha dejado paso al ´vacío de poder´ o a la completa sumisión de los padres a todo deseo o capricho expresado por los hijos, con las consecuencias indeseadas que sufren muchas familias. Pero la solución no es volver al autoritarismo”, Aclara Allende.

Los padres necesitan potenciar su empatía y su asertividad para convertirse en líderes eficaces. El Mindfulness contribuye a desarrollar estas competencias tan necesarias para los padres como para los líderes empresarios”.

Ejercicios Mindfulness para practicar en familia

  • Da un paseo de escucha

Acude con tu familia a un lugar donde caminar juntos en silencio. Escucha los sonidos a tu alrededor, a los que no sueles prestar atención de forma cotidiana como el murmullo de las hojas de los árboles, una piña cayendo de un árbol, tu propia respiración… Este ejercicio se puede hacer en cualquier lugar agradable, como un parque o el jardín de casa. Incluso puede ser interesante hacerlo en un lugar más ajetreado, como un centro comercial.

  • Saborea lo que estás comiendo

La gran variedad de sabores, texturas y temperaturas que nos ofrecen los alimentos que comemos a diario son una buena oportunidad para practicar Mindfulness. Pide a tu familia que pasen unos minutos de la comida saboreando en silencio la comida, notando las diferentes sensaciones de, por ejemplo, una cucharada de cereales con fruta, nueces y canela, o una filete de pescado a la plancha. Tu mente se desconectará en algún momento, de forma inevitable, hacia pensamientos recurrentes o preocupaciones del momento. Cuando seas consciente de que has perdido la concentración lleva tu mente de vuelta a la concentración.

  • Haz un “scanner corporal”

El pionero del Mindfulness Jon Kabat-Zinn, de la Universidad de Massachusetts, nos anima a hacer un “body scan”. Siéntate o túmbate con tus hijos y, empezando por los dedos de los pies, toma consciencia de cada parte de tu cuerpo por un momento, hasta llegar a la cabeza. Este ejercicio se puede hacer en silencio o mencionando cada parte en voz alta, para dirigir la meditación de tus hijos. Una variante del ejercicio es que cada uno vaya mencionando las partes del cuerpo y comentando las sensaciones percibidas en esa parte, por ejemplo “Estoy concentrado en mis hombros y noto tensión”.

Acerca de Mente y Vida

Mente y Vida, tiene como misión promover la empresa saludable a través de formación experta en Mindfulness y otras herramientas, que fomentan la salud física y mental, así como la inteligencia emocional, pieza clave sobre la que se sustenta un liderazgo eficaz.

Imágenes: Pinterest

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *